García Pimienta, entrenador de la UD Las Palmas. / ud las palmas

Pimienta llama a la afición: «Que vengan todos en masa al estadio»

Para el partido de mañana (20.00 horas) ante el Amorebieta y en compromiso clave para mantener las opciones de promoción de ascenso

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

«Pido a la afición que venga, así seremos más fuertes». García Pimienta, entrenador de la UD Las Palmas, significó hoy la importancia de que mañana acudan los seguidores al Gran Canaria para animar al equipo en su compromiso ante el Amorebieta (20.00 horas), clave en la lucha por seguir aspirando a entrar en la promoción de ascenso.

«Que el público venga en masa porque va a ser un partido muy difícil y nos equivocamos si pensamos que va a ser fácil. Que el público venga en masa. Lo vamos a dar todo», ponderó.

Cuestionado por la manera de afrontar esta cita, el preparador catalán estableció algunas claves maestras: «Los jugadores están concienciados del partido que nos espera. Hay que trabajarlo en el aspecto ofensivo y también defensivo. Debemos afrontar el partido de la mejor manera. No hay relajación. Si miras la clasificación, el Amorebieta es una cosa, pero si miras luego sus partidos ves que se está jugando la vida. Debemos estar preparados para todo, tener paciencia«.

Y abundó sobre el rival incidiendo en la necesidad de mantener la serenidad: «El Amorebieta tiene un planteamiento muy claro. Está muy preparado para el balón parado tanto en ataque como en defensa. Defiende bien y es agresivo en todas las partes del campo. Sabemos que nos tocará atacar incluso contra tres pivotes que estarán muy unidos. Me preocupa que no tengamos paciencia en ataque y que la precipitación nos juegue una mala pasada«.

La pelota como eje

Pimienta insiste en su planteamiento de que todo debe girar en torno a la pelota: «A nivel físico trabajamos diferentes tareas para que los jugadores entiendan qué nos vamos a encontrar durante el partido. Todo se realiza con balón, con acciones enfocadas al partido para que el jugador llegue al partido en las mejores condiciones. Los chicos se entrenan a tope«.

«Debemos intentar intuir qué va a pasar en el partido. Darle todos los recursos a los jugadores. Debemos intentarlo porque los rivales están muy bien trabajados», concluyó.