Los amarillos celebran uno de los tantos de la noche. / LAliga

Las Palmas gana en Málaga por oficio, fútbol y jerarquía (0-4)

Clemente, Marc Cardona, Álvaro Jiménez y Marvin sellan una gran victoria amarilla en La Rosaleda con recuerdo a Kirian

PEDRO GARCÍA Málaga

La UD Las Palmas va en serio. Anoche, en La Rosaleda de Málaga, logró una brillante victoria por oficio, fútbol y jerarquía. No existió otro equipo sobre el terreno de juego. La baja por lesión de Jonathan Viera no se notó en exceso en una UDLas Palmas con muchas ganas de demostrar su potencial. Sorprendió García Pimienta con la alineación.

Entró Óscar Clemente a formar parte del once. En defensa, Álex Suárez continuó como lateral derecho y fue Eric Curbelo el que cedió su puesto en el centro de la defensa -en las próximas horas pueden llegar noticias sobre su futuro en el club-. El entrenador barcelonés confió en la pareja formada por Saúl Coco y Sidnei para marcar al peligroso Rubén Castro, menos participativo de lo que acostumbra en él.

Por ocasiones de gol, no por juego, ya debió ir ganando la UD Las Palmas antes de la primera media hora de juego. Moleiro, en acción personal, hizo lucirse a Reina (min. 17). Siete minutos después, un chutazo desde la frontal del área de Álvaro Jiménez la escupió la cruceta de la portería malacitana. Se intentaba olvidar el equipo amarillo de la ausencia de Viera. Mfulu y Loiodice tomaban el mando en la media cancha y era Moleiro el que retrasaba su posición para buscar una salida de balón más limpia. Hizo un brillante partido.

El Málaga CF se empeñaba en llegar al área con balones largos hacia Rubén Castro o con cabalgadas a lo loco de Alex Gallar. Las Palmas, cuando superaba la línea de presión blanquiazul se acercaba con peligrosidad. Otra vez, con los gambeteos de Moleiro, el equipo de Pimienta dio otro susto a la parroquia local, muy descontenta con el juego irregular de sus jugadores.

A dos minutos para llegar al descanso, un espectacular Alberto Moleiro se internó con decisión por el medio de la zaga andaluza, metió en profundidad sobre Clemente -que punteó Ramalho- y puso el 0-1 (min. 43), con un disparo por debajo del cuerpo del portero malacitano.

La UD se gusta en Málaga

Galería. La UD se gusta en Málaga

Más en la segunda mitad

En la segunda parte, el Málaga puso más pólvora con la entrada de Fran Sol por Jozabed. Álex Gallar pudo empatar con un remate ajustado y a renglón seguido fue Moleiro el que también estuvo cerca de firmar el 0-2. En el entretiempo, Pimienta dejó en la caseta a Álex Suárez, con tarjeta amarilla, siendo remplazado por el gallego Lemos.

Las Palmas, mejor con la pelota que el Málaga, amplió la ventaja con un gran gol de Marc Cardona (min. 56). El ariete catalán recortó en el área, tras una buena asistencia de Clemente, y envió el balón a la red con la colaboración del palo izquierdo.

El Málaga sacó la bandera blanca de rendición, pero Las Palmas siguió elevando el ritmo de juego, con pases y pases que aburría a un rival muy inferior. En el mino 70, con un fútbol de categoría, Álvaro Jiménez, aplaudido por el público local. Marvin cerró el festín con un golazo tras jugada individual.