Peñaranda salta con Calero por el balón. / udlp

Mujica culmina las buenas sensaciones ante el Espanyol (1-0)

Mañana, otra prueba de fuego para la UD, esta vez ante el Sevilla en La Línea de la Concepción (18.00 horas)

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Marbella

Sensaciones positivas de la UD en el primer encuentro amistoso de pretemporada, disputado en el Marbella Football Center ante todo un Espanyol, y que se saldó con triunfo (1-0). Pepe Mel apostó por una defensa de tres, con dos carrileros, en la primera mitad, mientras que en la segunda el equipo se estiró algo más con cuatro zagueros. Seria atrás y sin complejos en la creación, Las Palmas comienza bien el verano. Mujica metió la única que tuvo y sembró cierto optimismo por lo visto sobre el césped. Otra noticia agradable fue ver a Raúl Fernández nuevamente bajo los palos y que salvó un gol con un paradón.

Buenos minutos de los nuevos en la primera mitad, con Raúl Navas y Ferigra secando a Raúl de Tomás, que no es poco, y Peñaranda marchando siempre a la presión del rival. Moleiro mostró detalles en la sala de máquinas, siempre con nervio en el regate, y García también se dejó ver en la parcela ofensiva. No hubo ocasiones, eso sí. Se notó la carga de trabajo en ambos equipos, pero la UD siempre estuvo fuerte ante un Espanyol que este curso competirá en Primera División.

Ya en la segunda mitad, con un once completamente nuevo, y cambiando de esquema al pasar a jugar con cuatro defensas (Ale Díez, Álex Suárez, Unai Veiga e Isaac), Las Palmas se soltó algo más en ataque. Kirian probó fortuna desde lejos y Pejiño, cuando entró en juego, fue un incordio para el Espanyol. Y la mejor que tuvo, a la red. Pase fenomenal de Aridai para Rafa Mujica, que le pegó de manual a la pelota. Empieza a carburar la UD desde bien temprano, síntoma positivo en pretemporada, con una victoria ante un rival de enjundia. Raúl salvó un gol en un mano a mano y demostró su nivel. Está de vuelta.