Borrar
Ramírez, con Viera, Benito, Kirian y Deivid Rodríguez en Ibiza. C7
Un mes después del ascenso, renovaciones y línea continuista para una UD reconocible

Un mes después del ascenso, renovaciones y línea continuista para una UD reconocible

Fútbol ·

Hasta la fecha, solo dos fichajes y de perfil bajo: Javi Muñoz y Cristian Herrera. En el club privilegian empoderar lo que ya se tenía

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 26 de junio 2023, 17:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Este martes hace justo un mes. La UD sembró de felicidad Gran Canaria con su retorno a la Primera División con un ascenso, el séptimo de su historia a la máxima categoría, que en el club quieren convertir en estratégico: llegar para quedarse. Es la asignatura pendiente en la historia contemporánea de la entidad, que desde 1988 únicamente ha estado cinco años en la élite del fútbol nacional y en dos etapas bien espaciadas (2000-2002 y 2015-2018).

Para este nuevo proyecto, en el que las líneas maestras pasan por la continuidad del bloque («los jugadores que vengan serán para complementar a los que ya tenemos», avanzó el pasado 9 de junio el presidente Miguel Ángel Ramírez), los movimientos realizados hasta ahora destacan, precisamente, en esa dirección y en coherencia con el mensaje oficial.

Sin menosprecio a las dos altas registradas hasta la fecha (Javi Muñoz y Cristian Herrera), el grueso de las operaciones ejecutadas inciden en la línea maestra de reconocer los méritos de los hacedores del éxito que ha supuesto volver a competir con los mejores del país.

Así, el listado de jugadores que ha visto ampliado y reforzado su vínculo contractual, incluyendo la celebrada renovación de García Pimienta, polariza la atención a la espera de más novedades.

Kirian, antes incluso de que se materializara el ascenso, inauguró esta cascada reciente de continuidades y que incluye los nombres de Marc Cardona, Sandro, comprado al Huesca, Pejiño, Benito y Lemos, al que se le añade un año más por subir a Primera. Con Eric Curbelo y Álex Suárez hay, también, un pacto cerrado para asegurarles su futuro aquí y en una casa en la que han promocionado desde abajo como pocos.

Meses atrás, Moleiro, Valles, Coco, Sergi Cardona, Loiodice o Mfulu también fueron protagonistas por idéntico motivo, lo que garantiza que los rostros más visibles de la UD 2022-23 lo continuarán siendo en el curso 2023-24.

Esta actuación desde la dirección deportiva, la de privilegiar a los que ya estaban antes de abrir más la puerta de entrada, va a presidir un verano en el que llegarán más refuerzos pero bajo la premisa marcada. Luis Helguera dispone de un margen financiero estrecho para acertar con las posiciones y no descarta que algunas apuestas sean ya conocidas, como el caso de Marvin, al que interesaría retener si se logra un acuerdo con el Real Madrid para prolongar su cesión, sin descartar novedades con Roque Mesa, ya desvinculado del Real Valladolid y en el mercado a la espera de elegir destino.

Pero siempre bajo el parámetro de un encaje perfecto en el grupo que ya ha automatizado García Pimienta en el último año y medio y que se ha ganado, por derecho propio, el privilegio de conservar sus roles.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios