La UD Las Palmas mereció más en el derbi (0-0)

07/09/2019

La UD Las Palmas empató en Tenerife después de muchos temporadas sin sumar en el Heliodoro Rodríguez López. Y pudo ganar, al menos, lo mereció por juego y ocasiones. El VAR hizo su trabajo en la última acción del partido y privó a los amarillos de un penalti. Aun así, la UD Las Palmas ofreció una buena imagen, sobre todo en la segunda mitad.

En el once titular, Pepe Mel ubicó a Eric Curbelo como central junto a Mantovani en lugar del sancionado Aythami Artiles. El lateral derecho fue para Álvaro Lemos, mientras que formando un rombo en el medio campo jugaron desde el inicio Mauricio Lemos, Galarreta y Kirian.

El derbi se inició con claras ocasiones para los dos equipos En el minuto 3 de partido llegó la primera gran oportunidad de Las Palmas tras una jugada personal de Cedrés. Su disparo salió pegado al poste izquierdo de Ortolá cuando todos ya cantaban el gol, A renglón seguido Suso tuvo la suya para el Tenerife, pero la pelota se fue al lateral de la red.

El equipo local se hizo con la posesión del balón y asedió por momentos la portería de Josep. A balón parado Eric Curbelo remató de cabeza (min. 22) y el portero tinerfeño hizo un paradón en la misma escuadra. Les costó a los dos encontrar un fútbol fluido por las contínua interrupciones. Se forzaban los errores y el partido caminaba sin un dominador claro. Al descanso se llegó sin goles.

Hubo un cambio de sistema de la UD Las Palmas en el inicio de la segunda parte (4-4-2). Mauricio Lemos pasó al eje de la zaga y Álvaro Lemos caminó hacia adelante. Curbelo se fue al lateral derecho. El equipo amarillo entendió mejor el juego y se adueñó del balón. Las Palmas llevó el partido donde quería, cerca del área de Ortolá, y el Tenerife empezó a encontrarse más incómodo. Tal es así que Milla fue expulsado en el minuto 72 por una entrada por detrás a Pedri.

La lesión (muscular) de Mauricio Lemos (min. 78) oblígó a Pepe Mel ha realizar un cambio obligado: Eric Curbelo regresó al centro de la defensa, Álvaro Lemos al lateral y Srnic se incorporó como extremo derecho. Drolé cabeceó una falta que pareció entrar. La zaga tinerfeñista se multiplicaba para defenderse de los ataques amarillos. Srnic remató con la derecha y paró Ortolá. El balón, la posesión, el juego, las ocasiones eran de Las Palmas. El Tenerife, con un menos, dejaba pasar los minutos, pues se veía inferior.

En el minuto 90 el VAR privó a Las Palmas de la victoria. Un claro penalti a Rubén Castro fue señado por el coelgiado, Sin embargo, la jugada fue invalidada por previo fuera de juego de Pekhart.