La plantilla de la UD pierde un 24% de valor de mercado

11/05/2018

Los malos resultados y el inminente descenso a Segunda han llevado a su actual plantilla a devaluar su precio global, según las principales páginas especializadas en el mercado futbolístico.

El descenso del conjunto amarillo arrastra consigo una serie de consecuencias y una de ellas, inevitablemente, es el valor de mercado de gran parte de sus jugadores. Unos guarismos siempre relativizados ante el prisma de agentes y representantes pero que en los últimos años se ha empezado a calibrar de cara a la opinión pública en diversas plataformas y webs especializadas.

En este sentido, Transfermarkt.es y CIES Football Observatory, las más consolidadas en el universo futbolístico, calibran la devaluación de la plantilla isleña aproximadamente en un 24% con respecto a la pasada temporada, en la cual concluyó a mitad de tabla tras apagarse el ‘efecto Setién’ que tanto había maravillado en LaLiga en el primer tramo de campaña.

Con una de las bases de datos más potentes del planeta y en calidad de proveedor de información para diversas plataformas, Transfermarkt cuantifica el plantel en 42,20 millones de euros, lejos de los 55,90 del año pasado.

En su momento, el presidente de la entidad, Miguel Ángel Ramírez había llegado a bautizarla como «la mejor de la historia del club». Sin embargo, la condena de los resultados ha llevado a dejar muchos de los guarismos como cifras espumosas.

De hecho, y pese a los esfuerzos por reflotar la nave en el periodo invernal, el rendimiento pesa en un mercado camaleónico en el cual pocos futbolistas han podido revalorizarse en una temporada para olvidar.

La plantilla de la UD pierde un 24% de valor de mercado
Calleri, el «más caro»

Bajo dichos parámetros -Transfermarkt incluye en el valor global incluso los jugadores cedidos-, el grancanario Jesé Rodríguez era el futbolista que gozaba de mayor precio en el equipo que entonces dirigía el actual técnico del Betis. 14 millones contemplaban al entonces delantero del PSG que tras el préstamo a la UD. Aunque ya no figura en los baremos de Las Palmas, lo cierto es que el isleño ha visto su valor reducido a la mitad tras finalizar su vínculo reciente con el Stoke City (7,5).

Ahora sería el argentino Jonathan Calleri el que coparía el honor de ser el jugador «más caro» del equipo, con un valor de 5 millones -CIES Football lo eleva a 5,2-, seguido de un Alen Halilovic que ha pasado de los 10 millones del pasado año a los 2,5 actuales, si bien en otras plataformas elevan al balcánico a unos 4 millones.

Pedro Bigas sería el siguiente con 3 millones en Transfermarkt y 2,5 en CIES, con el nigeriano Oghenekaro Etebo en cuantías similares (2 y 3,5).

Entre el segmento insular, Tana (3 millones y 1,9) mantiene su valor junto con Vicente Gómez (3 y 1,5) y Dani Castellano (2,5 y 1,1).

Cabe reseñar el factor corrector del Observatorio del CIES, que suele puntuar con unos guarismos algo más bajos que Transfermarkt, además de obviar las cifras de los jugadores que concluyen contrato, por obvias razones. Sin embargo, este grupo de investigación se engloba dentro del Centro Internacional de Estudios del Deporte, un estudio independiente ubicado en Neuchâtel (Suiza) que en la actualidad ha realizado diversos proyectos tanto con la UEFA como con la FIFA y el COI.

La defensa, lo más valorado

Diseccionando las cifras por líneas, la defensa es la parcela mejora valorada de esta Unión Deportiva bajo el ámbito de mercado, cotizándose en 14,6 millones, frente a los 13,2 que desglosa la medular y los 12,4 de la delantera.

Como contraste, en la temporada 2016-17, la vanguardia es la que capitalizaba las principales cifras, con futbolistas como Araujo, Livaja, Boateng, El Zhar o el propio Viera, superando los 26 millones (26,2 para ser exactos). Tras el ataque, le seguía en precio el mediocampo con 19,5 y luego la retaguardia con 9 millones.

La plantilla de la UD pierde un 24% de valor de mercado
Los que ya no están

Obviamente, algunos de estos guarismos son propensos a variar si tenemos en cuenta los jugadores que ya han hecho las maletas o que entran en el estricto capítulo de cesiones. El caso de Viera es más que significativo, ya que en la pasada campaña se movía en cifras en torno a los 3,5 millones para después dispararse el precio este pasado invierno (10 millones) y poco después estabilizarse (7) con su marcha a la Superliga China. La marcha a una liga considerada como de nivel más modesto ha terminado por penalizar su valor tras el repunte que generó en diciembre con los distintos equipos que habían pretendido sus servicios.

El caso de Sergio Araujo se ha mantenido dentro de una relativa estabilidad (2 millones) pese a su buen rendimiento con el Aek Atenas, al igual que su compañero de equipo, Marko Livaja. Dos futbolistas que en teoría retornarán a la disciplina amarilla para conformar el ataque en el nuevo proyecto en la categoría de plata.

En paralelo, el francés Loïc Rémy, cedido al Getafe hasta final de temporada, volverá a la isla con un valor hasta la fecha de 8 millones de euros, un millón menos con respecto a hace un año. Todo parece indicar que, pese a los recientes capítulos extradeportivos protagonizados, el galo sigue sigue generando una gran expectación de cara a la próxima temporada.