Borrar
Directo Un autogol del turco Akaydin distancia a Portugal
Álex Suárez y Kirian se retiran cariacontecidos tras un partido. Entre ellos, el coach mental Richi Serrés. Cober
Una UD huérfana de la unidad B

Una UD huérfana de la unidad B

Fútbol ·

La ausencia de competencia en los teóricos suplentes no ha ayudado a subir el nivel de los habituales en el once. Un lastre añadido

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 7 de mayo 2024, 20:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Aunque en la UD se reparten culpas a la hora de explicar el bache actual, siete derrotas consecutivas y dos puntos de los últimos treinta en juego, hay un factor que sobrevuela como uno de los causantes del desplome que se viene dando en los meses precedentes. Y no es otro que el fracaso de la denominada unidad B del equipo, la que integran los jugadores menos utilizados y que, cuando han tenido la oportunidad de reivindicarse y añadir competencia, no ha tenido impacto alguno.

En la búsqueda de soluciones, García Pimienta ha maniobrado en todas las líneas, exceptuando la portería, propiedad indiscutible de Álvaro Valles porque Aarón Escandell jamás ha podido discutirle el puesto.

Y esa falta de alternativas fiables, empezando por el marco, ha sido extensible al resto de demarcaciones. En la zaga, nombres como Eric Curbelo o Álvaro Lemos no han existido, a Juanma ni llevar dos goles en apenas cuatro partidos en Primera le ha permitido estabilizarse con los profesionales y qué decir de Sinkgraven, con participación testimonial en estos últimos encuentros tras una temporada de absoluta intrascendencia. Así, Álex Suárez, Coco, Mármol y Sergi Cardona, con apariciones de Araujo, se han adueñado de la retaguardia con ausencia total de rivales en la lucha por la titularidad.

En el centro del campo, más de lo mismo. Mfulu lleva meses de ostracismo, como Pejiño o Fabio, que ha venido a tener presencia de manera reciente. Solo Loiodice se ha colado en las alternancias con Perrone, Javi Muñoz y Kirian en la zona ancha, en la que Marvin también se ganó los galones. Herrera se ha destapado como un fichaje sin peso y Benito, entre lesión y lesión, ha emergido de manera tardía. Resultado, Moleiro y Munir han podido sostenerse entre los elegidos con aparente terreno llano. Campaña, que llegó en febrero, tampoco ha llegado a romper.

Y arriba, Sandro, un gol en todo el curso, tampoco se ha visto amenazado por Sory Kaba o Marc Cardona. El atacante del filial Pau Ferrer, una máquina de hacer goles, fue descartado públicamente por un Pimienta que luego tuvo que pedir disculpas por sus palabras sobre él.

Tampoco es que el preparador catalán se haya caracterizado por apostar por canteranos en situaciones de necesidad o cuando ha estimado que conviene algún viraje.

Esa falta de confianza en los escalafones inferiores la ha suplido con el cumplimiento de todos y cada uno de los objetivos que le se han marcado desde que llegó a la UD en enero de 2022.

Y así, entre futbolistas que se han venido abajo y otros que ni están ni se les espera, se escriben los renglones torcidos de un equipo al que le salva la despensa llena de puntos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios