Borrar
Pimienta, en la banda en el Gran Canaria. Cober
Los argumentos de Pimienta en la UD tocan fondo, pero Helguera quiere que se quede

Los argumentos de Pimienta en la UD tocan fondo, pero Helguera quiere que se quede

Fútbol ·

Todavía sin certificar la permanencia, los números de Las Palmas aterran | Aun así, desde la dirección deportiva se desea la continuidad del entrenador catalán

Kevin Fontecha

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 5 de mayo 2024, 15:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

No parece torcerse la decisión de la UD Las Palmas de apostar por la continuidad de García Pimienta de cara a la temporada 2024-25. El técnico, por su parte, no parece tenerlo tan claro. Cuestionado una y otra vez en ruedas de prensa, el catalán siempre ha salido por la tangente, evitando pronunciarse sobre si seguirá al frente del equipo amarillo o si, por el contrario, emigrará a otro banquillo distinto.

Ni la nefasta racha que acumula Las Palmas, solo capaz de lograr dos de los últimos treinta puntos posibles, con siete derrotas de manera consecutiva, más de diez jornadas ya sin ganar y con 23 goles encajados en dichas fechas, varían la hoja de ruta. Luis Helguera, director deportivo del club, está armando el proyecto que viene con la idea de que sea con Pimienta a los mandos de la nave grancanaria. Ni esta crisis -con números de descenso- hace tambalear sus ideas. «La idea es que se quede», dijo días atrás. La última derrota, contra la Real Sociedad (2-0) no cambia nada.

Mucho menos se habla en las oficinas del Gran Canaria de romper el contrato en vigor. Todo lo contrario, Pimienta lo cumplirá y se intentará que así sea una vez concluya también la presente campaña. Hizo saltar las alarmas hace unos meses el propio Helguera hablando de un «acuerdo verbal de renovación», pero el propio Pimienta zanjó en una rueda de prensa posterior que «es un contrato firmado» pero que «ambas partes podían rescindirlo unilateralmente».

Una vez terminado el último partido de Liga, técnico y entidad tendrán cinco días hábiles para poder romper el contrato

La letra pequeña, según ha podido saber este periódico, es que tanto club como entrenador pueden romper este acuerdo solo cuando acabe el último encuentro de Liga. Y en cinco días hábiles. Una vez pasen, ya ninguna de las partes podrá separarse sin pagar previamente por dicha rescisión.

En la entidad son cautos y conscientes de que todo puede pasar. Y que Pimienta públicamente de largas y no se moje al respecto -tras caer en el Reale Arena dijo que le «preocupa cero su renovación»-, obliga a la UDLas Palmas a tener activado el radar en busca de un plan B. Ahí entran varios nombres que gustan a la dirección deportiva por el estilo amarillo y también que verían capacitados para dar el salto de categoría como son Luis Carrión y Eder Sarabia, candidatos que maneja como opciones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios