20.000 entradas para el derbi

24/01/2020

La UD cerró ayer las taquillas al público con cerca de 18.000 tickets vendidos para el clásico canario. Será la cifra más abultada de la temporada 2019-20 en el Gran Canaria, y si sobrepasa las 19.190 espectadores, de las últimas dos campañas.

Con el clásico canario a la vuelta de la esquina, la UD ya roza las 18.000 localidades vendidas entre aficionados amarillos y blanquiazules. Hay ganas de derbi en la isla y eso se nota. Nadie se quiere perder el partido más bonito de la temporada en el Gran Canaria en cuanto a sensaciones. Desde que se han abierto las puertas a la recogida de tickets, los aficionados más apresurados han ido en busca de un sitio en las gradas. Dentro de la cifra confirmada hasta el momento, el club amarillo cuenta las cerca de 1.500 entradas proporcionadas al club tinerfeño, de las cuales han venido por encima de 1.200 a los aficionados blanquiazules, que se desplazarán mañana hasta la capital grancanaria para presenciar el choque.

La salida de boletos enumerados ha sido incesante durante estos días. La entidad amarilla espera poder superar la marca de las 20.000 personas dentro del campo, una entrada de Primera División. Equivaldría a llenar cerca de dos tercios de aforo para presenciar el derbi por segunda temporada consecutiva. En el clásico del curso pasado, en diciembre de 2018, se logró una entrada que rozaba la meta de este año (19.190 papeletas vendidas), a pesar de no ser una campaña especialmente brillante en cuanto a rendimiento deportivo. Ahora mismo la UD se encuentra a tan solo dos puntos de los puestos de promoción de ascenso, después de sufrir grandes contratiempos, marcadas sobre todo por las lesiones, con los que ha tenido que luchar Pepe Mel para formar una plantilla competitiva. La afición aprecia el esfuerzo y la dedicación de la plantilla, por ello las predicciones adelantan que sea posible sobrepasar la línea de los 20.000 asistentes en Siete Palmas.

Dicha cifra será la más abultada este curso, sobrepasando por mucho a la del día contra el Deportivo de la Coruña, donde se concentraron 14.795 aficionados para ver la victoria de los de Mel (3-0). Fue uno de los partidos que mejor se les ha dado esta campaña, con Jonathan Viera y Pedri sobre el terreno de juego, una dupla milagrosa, que Miguel Ángel Ramírez no ha descartado para mañana.

La situación deportivamente delicada que atraviesa ahora mismo la plantilla tutelada por el madrileño, no ha mermado la ilusión de la gente para acercarse mañana al Gran Canaria e intentar llevar en volandas a los suyos hacia la victoria. Incluso muchos abonados han hecho el esfuerzo de pagar para estar al lado de su equipo en una jornada considerada como Día del club por parte de la entidad. Y es que este choque tiene algo especial que llama a las aficiones, se encuentre en la situación que se encuentre su equipo. La UD está por encima del Tenerife en la tabla, aunque con trayectorias opuestas en las últimas jornadas. Todo se equilibra en partidos así, donde las emociones en torno al fútbol toman una connotación superior durante los 90 minutos en los que rueda el balón.