Pepe Mel, durante el duelo ante el Fuenlabrada. / udlp

Mel: «No permitiré que los viajes sean una excusa»

El técnico amarillo insiste en la importancia de «competir fuera de casa para estar arriba» y no quiere relajaciones

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Nueva salida y nueva oportunidad para seguir creciendo. Pepe Mel, técnico de la UD Las Palmas, aseveró que «para estar arriba» el equipo «tiene que competir fuera de casa». En el Carlos Tartiere, además, ante el Real Oviedo, no podrá contar ni con Pejiño ni con Sergio Ruiz.

«Siempre hay que tener tranquilidad y calma cuando queda tanto. Estamos bien clasificados y estamos tranquilos, pero no miramos la tabla. Está bien, pero eso queda más para los aficionados. La de hoy no garantiza nada. El Almería, que va primero, deberá seguir ganando», expuso el preparador madrileño en la previa a la cita de esta tarde.

En tanto en cuanto a las bajas de Pejiño y Sergio Ruiz dijo que el problema del andaluz «viene desde Burgos. El chico ha estado quejándose y no puede estar ante el Oviedo. Lo de S ergio Ruiz es un problema vírico. Pejiño no es nada nuevo, hasta que no esté al cien por cien y tenga la confianza plena no vamos a tenerle a un 40 % teniendo a otros».

También sobre nombres propios halagó a Jesé: «Habría que tener paciencia, manejarle de la forma correcta. Está recuperando su mejor nivel. La conexión que tiene con todos hace que saque lo mejor de él. Estamos muy contentos, acepta y mide todo lo que hay que hacer por el equipo y sabe que no dependemos solo de sus goles, si no de muchas cosas que da», destacó Mel.

Al mismo tiempo, habló de Ale Díez, que apunta a ser el sustituto del sancionado Lemos. « Si me decanto por lo natural debería entrar Ale Díez. Tenemos confianza en él, ha jugado y ha cumplido. No hay dudas con él. Otra opción es pasar a Eric ahí y usar otro defensa. Curbelo tiene cuatro tarjetas y Coco se va con la Selección la próxima semana. Ale, si sale, cumplirá», avanzó.

«No vamos a caer en el tema que tanto nos molesta a nosotros. Ojalá todos nuestros viajes fueran Gran Canaria-Madrid, sería maravilloso, pero el club hace lo que tiene que hacer y los futbolistas no se quejan absolutamente de nada. Para estar arriba debemos competir todos los partidos, no solo los del Gran Canaria. Lo de los viajes no puede servir de queja, ni lo permitiré», expuso en relación a los viajes de la UD y a sus encuentros en la península.

Sobre el Oviedo avisó que «desde que estoy en Las Palmas, no se nos da muy bien. Es muy intenso y representa muy bien lo que es la Segunda División».