Borrar
Rafael Lesmes, con su distinciones en la redacción de CANARIAS7. Fotos: Arcadio Suárez

«Una sonrisa a los enfermos de cáncer vale más que ganar el Dakar»

Auto-moto ·

Rafael Lesmes, flamante vencedor en camiones de la prueba celebrada en Arabia, dedica su éxito a la causa de la que ha hecho bandera

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 24 de enero 2024, 13:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Se ha traído del Dakar 2024 el campeonato en la categoría Classic y modalidad de camiones, pero tanto éxito deportivo con el mérito que apareja una prueba salvaje, con más de 10.000 kilómetros comprimidos en dos semanas y una media de catorce horas diarias al volante, no le llena tanto a Rafael Lesmes (Las Palmas de Gran Canaria, 1959) como el haber regalado una sonrisa a los enfermos de cáncer de mama, hombres y mujeres, por los que ha hecho bandera con el proyecto popularizado como el Elefante Rosa, el color de su montura.

«Que esta gente que tan mal lo está pasando, alguno ya enfermo terminal como Mario Soler, me haya dicho que les he dado una alegría con mi triunfo en el Dakar no se compara con nada. Mi orgullo es más por ellos que por nada y por nadie. Ese rato de felicidad que tuvieron con mi victoria supone para mí algo que no puedo explicar con palabras. Esa sonrisa de ellos vale más que ganar el Dakar«, significa.

Lesmes, implicado de lleno en la visibilización y concienciación del cáncer de mama («sobre todo en los hombres», resalta), ha tenido la motivación especial en el que fue su cuarto Dakar y que ha saldado con una gesta «totalmente inesperada».

«Me embarqué a Arabia pensando en coger rodaje en el camión y en terminar como pudiera. Pero, a medida que pasaban los días y veíamos la evolución en la clasificación, nos los fuimos creyendo y, al final, nos vinimos con este premio de gran valor simbólico porque lo dedicamos a la lucha contra el cáncer con mi equipo, Dakar por la Vida, y la Fundación Carrera por la Vida«, argumenta.

Más allá de esta noble causa, que para él lo es todo, Lesmes significa la satisfacción que le ha producido sobresalir de esta manera entre toda la competencia citada en la edición de este año. Porque, como subraya, «no ha sido nada fácil».

«Superamos en la carrera hasta tres momentos muy críticos en los que, de no haber tenido esa pequeña cuota de suerte, nos hubiésemos vuelto para casa. Un fusible que se nos quemó, una mala tracción en pleno recorrido por las dunas y una caída en la que las averías fueron mínimas de puro milagro fueron las situaciones más adversas en las que la incertidumbre se adueñó de nosotros por momentos. Si el año pasado todo lo que pudo salir mal me salió peor, ahora fue todo lo contrario. El Dakar me debía una«, ironiza.

Trabajo en equipo

Con todo, y rodeado por un equipo «insuperable», como califica a Tabatha Romon, José Luis Ruano y la asistencia técnica de David, Álvaro y Gustavo, sus mecánicos de confianza, el grancanario se sobrepuso a todos los desafíos que se le presentaron y culminó de la mejor manera un rutómetro solo apto para valientes.

El apoyo de los laboratorios Ximart, N&B y Hom, así como de Arona y Adeje y Fincacanarias.com, su empresa, termina por dar forma a la cuadratura del círculo de este proyecto deportivo exitoso a más no poder.

«Todos los sacrificios que hemos hecho quedan de sobra compensados con la ayuda que hemos podido aportar a la lucha contra el cáncer de mama. Esa es nuestra verdadera lucha, más complicada si cabe que la propia carrera, que ya es decir«, finaliza emocionado y henchido de felicidad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios