Jorge Martín celebrando el triunfo en el podio de Estiria / Borut Zivulovic (REUTERS)

GP de Estiria

Martín impacta sobre el Red Bull Ring

El madrileño convirtió su espectacular pole del sábado en una rotunda victoria en una carrera que controló desde el principio y en la que solo le inquietó Joan Mir, finalmente segundo

BORJA GONZÁLEZ Spielberg

En su segunda aparición en MotoGP, Jorge Martín firmó la pole en Catar, en el segundo fin de semana consecutivo en el Circuito de Losail. Un éxito que no se quedó en eso, en una vuelta inspirada, porque ese domingo lideró 18 de las 22 vueltas para finalmente terminar tercero. Menos de dos semanas después, en Portugal, sufrió una durísima caída en el tercer entrenamiento libre que le dejó con varias fracturas y sin poder competir en los tres siguientes grandes premios, además de dejarle en fuera de forma casi hasta el parón veraniego -en los Países Bajos, última cita antes de las vacaciones, tuvo que retirarse por problemas físicos-.

Ya este viernes, el madrileño finalizaba la jornada con el decimoséptimo mejor tiempo; el sábado, después del calentamiento, empezó a carburar, para concluir el día con una pole por debajo del récord del Red Bull Ring. Y esta vez convirtió ese resultado en una fantástica victoria en otra carrera de nuevo disputada en dos capítulos en el trazado austriaco. Porque en 2020 las dos celebradas en ese mismo escenario se vieron interrumpidas por dos accidentes que obligaron a detenerlas para posteriormente reiniciarlas, algo que se repitió este domingo.

Dani Pedrosa, que regresaba a la competición como piloto invitado dos años y medio después de retirarse, se iba al suelo en la salida de la curva tres en la tercera vuelta, y poco después Lorenzo Savadori se comía la KTM, algo que hacía que su Aprilia terminase en llamas y que dejó al italiano con una fractura en el maléolo que le obligará a pasar por el quirófano. Un incidente en un punto muy criticado del circuito por su peligrosidad y que obligaba a detener la prueba. En el reinicio de la prueba -con Pedrosa de nuevo en pista- Martín se colocaba en los puestos delanteros, por detrás de Jack Miller, y con Joan Mir de compañero. En el cuarto giro los dos pilotos españoles tomarían la cabeza, siempre con Martín primero, una situación que no cambiaría hasta el final con un hueco con los perseguidores que no pararía de crecer.

«En la primera salida me sentía bien, pero tuve muchos sustos en el tren delantero», explicaba el madrileño, que dio a Ducati su sexta victoria en las siete carreras disputadas en Austria desde 2016, fecha en que la cita centroeuropea regresó al calendario. «Por suerte se paró la carrera y pude cambiar los neumáticos. Me sentí mejor en la segunda salida y quería ponerme delante en seguida. Ahí pude mantener un ritmo muy fuerte toda la carrera, y Joan estaba muy cerca. Al final, eché el resto para crear un colchón de dos segundos que me permitió acabar la carrera con tranquilidad porque ya me pesaba el físico», explicaba Martín tras la carrera.

Mejoría de Mir

Un triunfo inapelable, pese al empeño que le puso el actual campeón del mundo, que en cualquier caso empieza a cumplir con el objetivo de aumentar un punto su competitividad para la segunda parte de la temporada, con el complicado objetivo de disputarle el título al sólido líder, Fabio Quartararo. «He tratado de dar el máximo ahí fuera pero la verdad es que Jorge ha sido realmente fuerte», aceptaba el mallorquín, que ya es tercero en la general, aunque todavía a 51 del primero una vez que Quartararo de nuevo volvió a sacar un buen resultado, tercero, en un trazado sobre el papel poco favorable para Yamaha.

«Al principio fui capaz de mantenerme ahí con Jorge, me sentía muy cómodo a su rueda, después tuve un par de sustos yéndome largo en la frenada y perdí las posibilidades en dos vueltas. Ha estado cerquita hoy aunque no ha sido suficiente, creo que tenemos aún que seguir aprendiendo y mejorando, en la moto y en mí, para poder optar a la victoria la semana que viene», valoró el actual campeón. Porque el domingo que viene los pilotos tendrán una segunda oportunidad en el mismo lugar, y Mir otra de seguir recortando la distancia con el líder y con el segundo de la general, Johann Zarco, que sólo pudo ser sexto y al que tiene a once puntos.

Martín y Mir lideraron la clasificación de carrera, con otros cuatro españoles entre los diez mejores: Álex Rins fue séptimo, evidentemente un resultado no muy bueno con la referencia de Mir -trece segundos más rápido-; Marc Márquez octavo, muy lejos de los mejores en un circuito en el que en 2017, 2018 y 2019 había sido segundo a pocas décimas del primero; su hermano Álex noveno y Dani Pedrosa décimo, en un llamativo resultado en su única experiencia con la KTM en MotoGP. «En una carrera normal sin errores podríamos haber acabado quintos, pero el quinto está a quince segundos del líder y ese no es nuestro sitio, es muy lejos», reconocía Marc Márquez, algo que refleja los problemas de la Honda.