Borrar
Directo Clavijo: «La inmigración se va a endurecer. Tenemos que estar alerta»
El McLaren de Carlos Sainz, durante los entrenamientos libres del Gran Premio de España. AFP
Sainz da un dubitativo paso adelante
Gran Premio de España

Sainz da un dubitativo paso adelante

El nuevo chasis que ha montado McLaren en el coche del madrileño le permitió acabar séptimo en la jornada, pero el rendimiento no acaba de convencerle

david sánchez de castro

Viernes, 14 de agosto 2020, 18:37

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A Carlos Sainz y a McLaren no se les está dando bien el verano. Ya en Silverstone padecieron problemas de sobrecalentamiento, lo que hizo que el rendimiento fuese notablemente inferior a lo esperado, y la llegada a Montmeló, que tras la lluvia del jueves dejó el esperado calor, no parece que vaya a cambiar mucho el guión.

El equipo de Woking montó un chasis nuevo en el coche de Sainz. Aunque no es el único factor a tener en cuenta (ni mucho menos el más trascendente), esperaban que con él se acabasen las malas sensaciones que había tenido el español en las dos carreras en territorio británico. Después de una primera sesión de libres en la que ensayaron diferentes configuraciones aerodinámicas para intentar paliar esos problemas, en la sesión más importante, la segunda, mejoraron ligeramente el rendimiento hasta marcar un buen séptimo mejor tiempo a 1.3 del crono del más rápido del día, que no podía ser otro que el habitual Lewis Hamilton.

Sin embargo, siguen lejos del rendimiento esperado... y empieza a ser preocupante. Las apreturas del calendario de este extraño 2020 han hecho que se condense buena parte de la temporada en los meses de verano e inicio del otoño, donde previsiblemente las temperaturas serán altas. Si el MCL35 tiene un problema de sobrecalentamiento endémico que no pudieron detectar en pretemporada ni hasta ahora, pueden ver comprometidas sus aspiraciones ya no a podio, sino incluso a estar regularmente en el 'top 10' de clasificación o el 'top 5' de carrera.

«Estamos empezando a quedarnos sin cosas que probar», admitía el propio Sainz, un tanto apesadumbrado por los datos que han obtenido. Lo extraño (aún nada demasiado sospechoso que haga levantar las cejas de los conspiranoicos) es que es él quien lo nota más que su compañero Lando Norris. «Seguimos viendo algunas divergencias entre los dos coches, especialmente en el mío, en el que tenemos menos refrigeración. Todavía tenemos que rodar con más refrigeración en el coche y aquí nos cuesta bastante tiempo por vuelta, por lo que no hemos llegado a la clave del problema aún», admitía. Ni siquiera darle una vuelta casi completa al montaje del coche les ha dado un resultado óptimo, y eso que han cambiado «prácticamente todo» el monoplaza. «Espero que podamos encontrar aquello que nos dé la respuesta final, pero por el momento es complicado», se resignaba el madrileño.

El temor en McLaren es que no puedan bajar de temperatura el coche cuando está en momentos de alto rendimiento. Andreas Seidl, jefe del equipo, coloca en «dos o tres grados de más» el exceso que detectaron en el monoplaza de Sainz en Silverstone, algo para lo que están trabajando en Montmeló. No se descarta que incluso desmonten el chasis antes de la clasificación y hagan algo tan sencillo como efectivo: abrir nuevas branquias para que el flujo de aire sea mayor.

Sainz tiene puestas muchas esperanzas en este fin de semana, no sólo por ser la carrera de casa, sino porque lleva dos ceros consecutivos y no se puede permitir caer más. Si a la mala suerte en boxes que le ha azotado se une este tipo de problemas, lo tendrá complicado.

Renault, con un ojo en Indianápolis

Aunque los equipos están centrados al 100% en la labor del Gran Premio de España, en la escudería Renault no pueden evitar tener una pestaña abierta en sus ordenadores con las noticias que le llegan del óvalo más famoso y legendario del mundo. Indianápolis acoge estos días la semana de entrenamientos previos a las 500 millas que se celebrarán el próximo domingo 23, y ahí estará un Fernando Alonso que va a volver al equipo galo en 2021.

Cyril Abiteboul, máximo responsable del futuro (y antiguo) equipo de Alonso, admite que «contienen la respiración» hasta que el asturiano se baje el próximo domingo del Arrow McLaren SP. Además, ha dejado caer que esta va a ser la última vez que pueda tener una incursión en otras disciplinas automovilísticas, al menos mientras esté bajo contrato con Renault. «Una vez que Fernando esté con nosotros, y eso os lo puedo asegurar que será durante un tiempo, no podrá tener otras distracciones», dijo contundente el dirigente francés. Esto, de manera implícita, no sólo cierra la puerta de un regreso a Indianápolis, sino también al Dakar o al Mundial de Resistencia. Al menos, a corto plazo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios