Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 22 de abril
Juan Espino, en su entrenamiento de este miércoles en San Felipe. Fotos: Cober Servicios Audiovisuales

Juan Espino, a tope en su cuenta atrás

Deportes de contacto ·

El sábado se celebra La Despedida, el evento de su homenaje que anuncia lleno en el Gran Canaria Arena y él se exprime para llegar como quiere

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 20 de marzo 2024, 11:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Se acerca La Despedida de Juan Espino, evento que el próximo sábado va a convertir el Gran Canaria Arena en el epicentro de todas las disciplinas asociadas a la lucha y los deportes de contacto. Todo sea por honrar a la altura a una figura irrepetible, embajador de su tierra por todo el mundo y que, en la que será su última vez, ha programado un evento imbatible, con viejas glorias y talentos actuales para conformar un programa que promete.

Pero como todo va a girar a su alrededor, El Trota, El León Blanco o El Guapo, los tres motes con los que alcanzó la celebridad internacional según su desempeño y reto, quiere estar preparado. El objetivo no es ganar. Pero Espino lleva un gen competitivo que le transforma y, pese a que el día está señalado para rendirle tributo por encima del resultado, se ha propuesto irse en la cima, brindando un espectáculo marca de la casa, de los que le son exclusivos.

De ahí que en estos días previos se haya metido de lleno en un programa de entrenamientos exigente, dentro de las limitaciones físicas que ya acarrea por la erosión de las lesiones y el tiempo que lleva alejado de la élite. Su privilegiada anatomía le permite sobreponerse a dolores y cansancio y así lo está acreditando con sus sesiones físicas y técnicas. «Quiero dar lo mejor que me queda dentro y lo conseguiré», reconoce con la motivación extraordinaria que comporta la ocasión.

Los innumerables mensajes de apoyo y adhesión que no para de recibir así como la llegada escalonada a la isla de su elenco de invitados, muchos procedentes del extranjero, condimentan una cuenta atrás en la que el legendario luchador cubre una agenda de máximo estrés, en la que reparte su planificación específica con una agenda en lo que no para de cuidar cada detalle.

Imagen principal - Juan Espino, a tope en su cuenta atrás
Imagen secundaria 1 - Juan Espino, a tope en su cuenta atrás
Imagen secundaria 2 - Juan Espino, a tope en su cuenta atrás

Y así hasta el mismo sábado y apurando casi al momento en el que arranque un espectáculo irrepetible, de los que quedan para siempre por simbólicos y necesarios.

«Voy a estar como quería. Saber que tengo que responder a ese público que tanto me ha querido y con el que me siento en deuda es la mejor manera de entrenarme», asegura.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios