Ray Zapata dedicó su medalla a su hija Olympia. / Loic VENANCE / AFP

Tokio 2020 / Gimnasia Ray Zapata: «Para ganar un oro debo hacerlo perfecto; otros no tienen que esforzarse tanto»

El gimnasta celebró su medalla a ritmo de reguetón, con un baile dedicado a los exgimnastas Víctor Cano y Gervasio Deferr

PABLO M. DÍEZ Tokio

Máxima ambición la de Ray Zapata, medalla de plata pero consciente de que perfectamente podía haber sido oro, una presea de la que se quedó a una décima de dificultad en su ejercicio. «No quiero dramatizar porque estoy muy feliz, pero llevaba tiempo avisándolo. Para conseguir una medalla de estas, ya veis la calidad que debo tener. Sin embargo, otros no tienen que esforzarse tanto para ganar. Yo tengo que hacer un ejercicio perfecto para conseguir una medalla de oro. En mi carrera, solo he conseguido una. Para ganar el oro, tenía que ser un ejercicio perfecto. Pero perfecto no existe», analizó su actuación ante los periodistas en la zona mixta.

«Me mosqueo porque soy el puto mejor y ya está, porque la medalla de plata no significa que no sea el mejor», señaló el gimnasta español de origen domimicano ya en un tono más relajado.

Y es que pese a todo Zapata es un hombre feliz, pues se quedó fuera de la final en Río y sabe lo que es la cara amarga del deporte por sus lesiones en los últimos años. Celebró au ascenso al podio con un baile a ritmo de reguetón y desveló que esta celebración iba dedicada a los exgimnastas españoles Víctor Cano y Gervasio Deferr. También hubo tiempo para la emoción, con las lágrimas del medallista al hablar con su mujer y su familia, que siguieron la final desde España.