Adur Etxezarreta durante la carrera de descenso masculino de esquí alpino. / EFE

Pekín 2022

Meritorio 17º puesto de Adur Etxezarreta en descenso de esquí

Presagiando un brillante futuro, alcanza la mejor posición española en esta modalidad y mejora la plaza 27 del mítico Paquito Fernández-Ochoa

PABLO M. DÍEZ Enviado especial a Zhangjiakou (China)

En una prueba reina de los Juegos Olímpicos de Invierno que apenas tiene tradición en España, el descenso en esquí alpino, Adur Etxezarreta consiguió ayer un decimoséptimo puesto lleno de mérito y pundonor. Aunque muy alejada de las primeras plazas, alcanza así a sus 26 años la mejor posición para un esquiador español en descenso, ya que el anterior récord en esta modalidad lo ostentaba el legendario Paquito Fernández Ochoa con su 27º puesto en Lake Placid 1980.

Marcando un tiempo de 1:44:12, Etxezarreta acabó a menos de dos segundos del podio, coronado por el suizo Beat Feuz, el francés Johan Clarey y el austriaco Matthias Mayer. Pero dos segundos son una eternidad en los trepidantes descensos en la nieve y entre medias hubo tantos rivales que Etxezarreta se quedó lejos de los diplomas olímpicos. Aun así, hizo mejor tiempo que quince adversarios que salieron antes que él. Durante los entrenamientos, Etxezarreta ya dio buena cuenta de su velocidad y terminó segundo y séptimo, pero con penalizaciones que le habrían descalificado en competición.

«La verdad es que estoy contento con la bajada. No ha sido la mejor porque tenía un poco más de tensión que en los entrenamientos, pero estoy satisfecho. De cara al futuro seguro que esto me da un impulso», señaló en declaraciones enviadas por el Comité Olímpico Español desde el centro de esquí de Yanqing, otra de las sedes de estos Juegos. Prevista en principio para el domingo, esta prueba había sido aplazada un día por el fuerte viento del fin de semana. Tras este esperanzador debut olímpico, el joven esquiador competirá este martes en la prueba de supergigante, a partir de las 11 de la mañana (4 de la madrugada en España).

Nacido en San Sebastián en 1996, Adur Etxezarreta ha pasado buena parte de su vida en Areso (Navarra) y comenzó a esquiar porque sus padres lo llevaban a la estación francesa de Luz-Ardiden en Francia. Con solo 14 años, ingresó en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada. A los 17, ganó su primera carrera y poco después la plata en el supergigante del Campeonato de España. Aunque estuvo dos años retirado por una lesión del tendón rotuliano, ha llegado a estos Juegos Olímpicos de Pekín 2022 en un gran momento de forma. De hecho, a mediados del año pasado subió al podio en segunda posición en un descenso de la Copa de Europa.

Dejando un buen sabor de boca en su debut olímpico, el joven esquiador demuestra así su progresión y hace soñar a los aficionados con muchas alegrías para el futuro en esta especialidad tan apasionante.