Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 2 de marzo
El delantero brasileño del Real Madrid Vinicius Jr a su llegada a los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid Efe
Vinicius reconoce ante la jueza que le gusta «provocar» en los partidos

Vinicius reconoce ante la jueza que le gusta «provocar» en los partidos

El futbolista del Real Madrid declara que escuchó insultos racistas de todo Mestalla, el Valencia le pide que rectifique esa acusación y la magistrada admite en la causa como víctima, a petición de La Liga, a Eder Militao

Juan Carlos Villena

Jueves, 5 de octubre 2023, 15:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Vinícius ha declarado este jueves por videoconferencia, desde los Juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid, dentro del procedimiento que está abierto en el Juzgado de Instrucción Número 10 de Valencia. En la Ciudad de la Justicia, los abogados de los tres aficionados del Valencia a los que identificó el futbolista como los autores de los insultos que llegaron desde la grada de animación han podido seguir la declaración junto a la magistrada, Joaquina Moreno, del abogado que representa a La Liga, personada en la causa como acusación y de Susana Gisbert, la fiscal encargada de los delitos de odio en la provincia de Valencia.

Uno de los argumentos que las defensas han vuelto a utilizar, como ocurrió en el mes de junio en la declaración de los tres acusados, es intentar aislar lo ocurrido dentro de un contexto, donde todo lo ocurrido durante el partido entre el Valencia y el Real Madrid calentó el ambiente. En las preguntas de los abogados de los tres acusados, Vinícius ha reconocido que realizó gestos de 'a Segunda' a la grada de Mestalla. Es más, ha reconocido a su vez que le gusta «provocar» durante los partidos, en el campo, porque es una forma inherente a su juego y que ese ambiente que crea esa situación le hace motivarse y rendir mejor. Eso sí, en esa misma respuesta ha incidido que el límite está «en los insultos racistas».

Durante su declaración, que se ha prolongado durante una hora, el jugador del Real Madrid ha rechazado la opción de una disculpa pública por parte de los tres aficionados así como cualquier acuerdo económico sino que busca una condena. El futbolista ha reiterado que escuchó esos insultos en todo Mestalla, no sólo en la Grada de Animación. Una acusación, la de que todo Mestalla le llamó mono, que ya declaró Carlo Ancelotti tras el partido y que tuvo que rectificar tras la contundente respuesta del Valencia pidiendo respeto para sus aficionados. Este nuevo señalamiento de toda la grada que realizó Vinícius fue contestado por el club de Mestalla con un comunicado, en el que pide al jugador que se retracte de esa acusación: «Ante las informaciones publicadas en torno a la presunta declaración prestada en los juzgados por el futbolista Vinícius Jr. afirmando que todo el estadio de Mestalla le profirió insultos racistas en el partido entre el Valencia CF y el Real Madrid CF de la pasada temporada, el Club desea manifestar su sorpresa, rechazo e indignación. Tal y como reconoció públicamente el propio entrenador Carlo Ancelotti, en ningún caso se puede generalizar el comportamiento a todo el estadio de Mestalla. El Club es plenamente consciente de la gravedad de este asunto. El racismo no tiene cabida ni en el fútbol, ni en la sociedad, pero no puede combatirse con falacias, ni mentiras infundadas. Este tema requiere de la implicación de todo el mundo y el Valencia CF entiende que se ha de ser escrupulosamente preciso y responsable en este tipo de manifestaciones. No se puede catalogar a la afición valencianista de racista y el Valencia CF le exige a Vinicius Jr. que rectifique de manera pública su presunta declaración de esta mañana». El jugador, incluso, ha llegado a declarar que en España sólo ha escuchado en Mestalla gritos de «mono» o insultos racistas referidos a él, tal y como ha podido confirmar este periódico con respecto a su declaración ante la magistrada.

La fiscal delegada contra los delitos de odio de la Fiscalía provincial de Valencia, Susana Gisbert, solicitó ampliar la causa de los insultos racistas al brasileño a lo sucedido en las afueras de Mestalla, en la llegada del autobús del Real Madrid, para investigar a seguidores que profirieron cánticos repetidos de «¡mono, mono!» al jugador. Esa fue una de las conclusiones, avalada también por la petición de la propia RFEF, de la primera vista de la investigación, el 19 de junio, derivada de la denuncia de la Federación y LaLiga por los sucesos ocurridos en el coliseo blanquinegro el pasado 21 de mayo. Ante esa petición, la magistrada Joaquina Moreno ha rechazado incluirlo en la causa pero se ha abierto una específica para estudiar lo que ocurrió fuera de Mestalla.

Lo que sí que ha aceptado el Juzgado de Instrucción Número 10 de Valencia es la inclusión de Eder Militao, no así de Rüdiger, como parte afectada, tras una prueba documental donde, presuntamente, uno de los tres acusados también insulta de forma racista al jugador del Real Madrid. El brasileño declarará como víctima, también por videoconferencia, el próximo martes 21 de noviembre.

Manuel Izquierdo, abogado de uno de los tres acusados, valoró la comparecencia tras salir de la Ciudad de la Justicia: «Vinícius ha ratificado la denuncia, se siente víctima de un delito de odio y en una actitud un pelín prepotente nuestra impresión es que ha reconocido que la provocación es inherente a un jugador de fútbol, que se siente mejor jugador cuando la gente le pita y de una forma bastante implícita que se día él provocó a la grada de Mestalla. Cuando una persona está denunciando un delito de odio es una cosa muy seria y entiendo que la actitud tiene que ser menos informal. Estamos hablando de una cosa muy sería, no estamos acusando de una injuria sino de un delito de odio. El racismo es una cosa muy seria con la que no se puede jugar. La Liga pretende universalizar un problema tan serio como es el racismo en el campo de Mestalla. El Valencia se limitó a expulsar, en un procedimiento sumario en tres días, de forma vitalicia a los tres aficionados denunciados y no está defendiendo sus intereses en este procedimiento. No me parece normal. Vinícius ha dicho que todo no se limitó a la Grada Joven sino que recibió insultos de la mismas características del resto de Mestalla. El Valencia debería salir en defensa de sus socios y aficionados».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios