Liga 2022-23

Otro reto para la generación dorada del Madrid

Los refuerzos de Tchouaméni y Rüdiger renuevan la sangre del campeón, todavía sostenido por una vieja guardia incombustible y ganadora

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

El declive de la generación más exitosa en el Real Madrid desde el legendario ballet blanco de los años 50 nunca termina de llegar. Benzema, Modric, Kroos, Casemiro o Carvajal tienen un año más, si bien su rendimiento tras el histórico doblete Champions-Liga de la pasada campaña deja muy poco margen para cualquier tipo de duda. Se trata de un grupo de jugadores con un inmenso espíritu competitivo, con experiencia para regalar, calidad indiscutible y un hambre de victoria que no se extingue todavía a pesar del paso de los años y la acumulación de trofeos en las vitrinas.

Este segundo Real Madrid de Ancelotti tiene alma de campeón, unas señas de identidad muy en consonancia con la idiosincrasia que tradicionalmente ha imperado en Chamartín y también argumentos deportivos para seguir aspirando a todo. La vieja guardia del centro del campo ya tiene un banquillo a la altura, con Tchouaméni, Camavinga y Valverde como hombres de futuro de la sala de máquinas blanca. La defensa refuerza sus alternativas con la llegada de Rüdiger y en la portería la presencia del gigante Courtois aporta todas las garantías necesarias para un equipo que aspira a conquistar todos los títulos.

Solo el frente de ataque arroja ciertas dudas. Evidentemente no por la opción A, ya que una versión de Benzema y Vinicius similar a la del pasado curso ofrece prestaciones para soñar con las metas más altas, pero sí por las posibilidades para suplir a cualquiera de los dos en caso de ausencia. Hazard asoma la cabeza con su mejor pretemporada de blanco y una forma física que poco tiene que ver respecto a la de cualquiera de sus anteriores veranos en Chamartín.

El belga busca la vencida en su cuarto intento, tratando de acercarse a la versión de jugador diferencial que mostró durante su etapa en el Chelsea. A priori será fundamental en el devenir de la temporada del Madrid, pues la idea de Ancelotti es que el '7' sea la alternativa a Benzema. Y es que el '9' francés carece de competencia alguna como delantero específico, pues Mariano sigue lejos de convencer a Carletto.

Bien es verdad que la sequía goleadora que tanto afectó al Madrid en los años inmediatamente posteriores a la marcha de Cristiano Ronaldo ya parece cosa del pasado. Los 44 goles en 46 partidos de Benzema la pasada campaña hablan por sí solos y explican junto al crecimiento exponencial de Vinicius –22 dianas y estatus de estrella– el salto que dio el Madrid en un curso que parecía de transición en su comienzo, si bien acabó siendo uno de los mejores que se recuerdan a orillas de la Castellana.

real madrid

Entrenador

Carlo Ancelotti.

4-3-3

Un clásico de Ancelotti, este dibujo permite jugar con Valverde como comodín, con llegada para ocupar el costado derecho del ataque blanco aunque también sentido táctico y físico como cuarto centrocampista.

Courtois

Militao

Alaba

Carvajal

Mendy

Casemiro

Modric

Kroos

Valverde

Vinicius

Benzema

El tridente de centrocampistas,

ajeno al paso del tiempo.

Rüdiger aporta alternativas a una defensa consolidada.

Porteros

1 Courtois. 13 Lunin.

 

Defensas

2 Carvajal. 3 Militao. 4 Alaba.

5 Vallejo. 6 Nacho. 12 Odriozola.

22 Rüdiger. 23 Mendy.

 

Centrocampistas

8 Kroos. 10 Modric. 14 Casemiro.

15 Valverde. 17 Lucas Vázquez.

18 Tchouaméni. 19 Ceballos.

25 Camavinga.

 

Delanteros

7 Hazard. 9 Benzema. 11 Asensio.

20 Vinicius. 21 Rodrygo. 24 Mariano.

real madrid

Entrenador

Carlo Ancelotti.

4-3-3

Un clásico de Ancelotti, este dibujo permite jugar con Valverde como comodín, con llegada para ocupar el costado derecho del ataque blanco aunque también sentido táctico y físico como cuarto centrocampista.

Courtois

Militao

Alaba

Carvajal

Mendy

Casemiro

Modric

Kroos

Valverde

Vinicius

Benzema

El tridente de

centrocampistas,

ajeno al paso del

tiempo.

Rüdiger aporta alternativas a una defensa consolidada.

Centrocampistas

8 Kroos.

10 Modric.

14 Casemiro.

15 Valverde.

17 Lucas Vázquez. 18 Tchouaméni.

19 Ceballos.

25 Camavinga.

Porteros

1 Courtois.

13 Lunin.

Defensas

2 Carvajal.

3 Militao.

4 Alaba.

5 Vallejo.

6 Nacho.

12 Odriozola.

22 Rüdiger.

23 Mendy.

Delanteros

7 Hazard.

9 Benzema.

11 Asensio.

20 Vinicius.

21 Rodrygo.

24 Mariano.

real madrid

Entrenador

Carlo Ancelotti.

Carvajal

Courtois

Militao

Alaba

Modric

Casemiro

Valverde

Mendy

Rüdiger aporta alternativas a una defensa consolidada.

Kroos

Benzema

Vinicius

El tridente de

centrocampistas,

ajeno al paso del

tiempo.

4-3-3

Un clásico de Ancelotti, este dibujo permite jugar

con Valverde como comodín, con llegada para ocupar

el costado derecho del ataque blanco aunque

también sentido táctico y físico como cuarto

centrocampista.

Delanteros

7 Hazard.

9 Benzema.

11 Asensio.

20 Vinicius.

21 Rodrygo.

24 Mariano.

Porteros

1 Courtois.

13 Lunin.

 

Defensas

2 Carvajal.

3 Militao.

4 Alaba.

5 Vallejo.

6 Nacho.

12 Odriozola.

22 Rüdiger.

23 Mendy.

Centrocampistas

8 Kroos.

10 Modric.

14 Casemiro.

15 Valverde.

17 Lucas Vázquez. 18 Tchouaméni.

19 Ceballos.

25 Camavinga.

 

real madrid

Entrenador

Carlo Ancelotti.

Carvajal

Courtois

Militao

4-3-3

Un clásico de Ancelotti,

este dibujo permite jugar

con Valverde como

comodín, con llegada para

ocupar el costado derecho

del ataque blanco aunque

también sentido táctico y

físico como cuarto centrocampista.

Alaba

Modric

Casemiro

Valverde

Mendy

Rüdiger aporta alternativas a una defensa consolidada.

Kroos

Benzema

Vinicius

El tridente de

centrocampistas,

ajeno al paso del

tiempo.

Porteros

1 Courtois.

13 Lunin.

 

Defensas

2 Carvajal.

3 Militao.

4 Alaba.

5 Vallejo.

6 Nacho.

12 Odriozola.

22 Rüdiger.

23 Mendy.

Centrocampistas

8 Kroos.

10 Modric.

14 Casemiro.

15 Valverde.

17 Lucas Vázquez. 18 Tchouaméni.

19 Ceballos.

25 Camavinga.

 

Delanteros

7 Hazard.

9 Benzema.

11 Asensio.

20 Vinicius.

21 Rodrygo.

24 Mariano.

Una balsa de aceite

Así las cosas, Ancelotti comienza su segunda temporada consecutiva en el banquillo blanco, la cuarta en el total de sus dos etapas en el Santiago Bernabéu, en mitad de un panorama casi idílico. El club atraviesa por uno de esos momentos de vino y rosas, tras un verano en el que la situación ha sido una auténtica balsa de aceite. No llegó finalmente Kylian Mbappé, pero el mazazo quedó opacado por la decimocuarta Liga de Campeones del club, conquistada pocos días después precisamente en París.

Más allá de los madrugadores fichajes de Rüdiger y Tchouaméni y las salidas del capitán Marcelo, Gareth Bale e Isco, jugadores con un rol casi residual en los últimos años y que concluían sus respectivos contratos al final de la pasada campaña, el Madrid consiguió la pretendida salida de Luka Jovic a la Fiorentina y ha ido situando a futbolistas retornados tras cesión con los que no contaba, como Kubo en la Real Sociedad o Mayoral en el Getafe. La continuidad de Asensio estuvo en duda, aunque el balear optó finalmente por apurar su contrato y luchar con los pujantes Valverde y Rodrygo por un puesto en el once de Ancelotti. En una situación similar está Ceballos.