Borrar
Directo El Pacto Canario por la Inmigración, a debate en el Parlamento de Canarias
efe
Jornada 38

El Leganés muere en la orilla ante un Madrid muy resacoso

Dos errores defensivos y el VAR, que no consideró penalti una mano de Jovic, evitaron la epoyeya pepinera

Ignacio Tylko

Madrid

Sábado, 18 de julio 2020

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Separados por nada menos que 51 puntos en la tabla, lógico teniendo en cuenta la diferencia económica y de todo tipo entre el humilde Leganés y el todopoderoso Real Madrid, Butarque acoge este domingo uno de esos partidos que pierden mucho sentido sin público. Mientras los pepineros necesitarían como nunca el apoyo de sus fieles para tratar de obrar el milagro de ganarle al campeón y permanecer en la élite si, a su vez, el Celta es incapaz de ganar en feudo del descendido Espanyol, a los de Zinedine Zidane les encantaría una fiesta ante seguidores que mayoritariamente comparten simpatías por los dos clubes en liza.

Ha dejado claro Zidane que solo piensan en «respetar la competición» y ganar la «undécima final consecutiva» de la que el técnico habló a sus jugadores tras la llegada de la nueva normalidad, pero para el equipo del 'Vasco' Aguirre es una cuestión de vida o muerte. Todo lo que no sería sumar los tres puntos les llevaría a Segunda después de cuatro meritorios años entre los grandes. Ciertamente, vista la temporada, ya es un milagro que el Lega haya llegado hasta aquí con opciones, aunque dependiendo de un tercero.

Vienen de sumar diez puntos de doce posibles los del sur de la Comunidad de Madrid, vecinos del Getafe crecidos tras dos victorias ante dos rivales con aspiraciones europeas como el Valencia y el Athletic, superado por los pepineros en San Mamés. Nunca han vencido los blanquiazules al Madrid en el torneo de la regularidad, pero sí dos veces en la Copa del Rey, donde incluso les dejaron en la cuneta en los cuartos de final de la edición 2017-18. Confesó luego Zidane que precisamente ese partido representó la derrota más dura en su primera etapa como inquilino del banquillo madridista.

En la previa, Aguirre evitó desvelar las ausencias con las que cuenta el grupo, por lo que podría aparecer por sorpresa alguno de los lesionados las últimas semanas como Guido Carrillo u Óscar Rodríguez, cedido por el Real Madrid. Regresarán seguro Jonathan Silva, Awaziem y Recio, tras cumplir las respectivas sanciones que les impidieron estar ante los leones.

Karim, tras Messi

En el Madrid, fin de fiesta tras la conquista de su 34ª Liga, el gran objetivo de Zidane porque es el que premia la regularidad y la unión del vestuario. Quieren los blancos «terminar bien», no adulterar la competición y lograr otro triunfo en un esprint final de ensueño tras el confinamiento. Después, unos días de asueto para que los jugadores se recuperen física y mentalmente y cambien el chip para encarar el intento de remontada, el 7 de agosto, ante el Manchester City, en el Etihad, tras el 1-2 del Bernabéu. Palabras mayores en octavos de la Champions.

Se prevén rotaciones masivas de Zidane, que en primer lugar dará descanso al portero belga Thibaut Courtois, nuevo trofeo Zamora al menos goleado del campeonato, y premiará a Alphonse Areola en el que sería su último partido en el club. Ausencias en la lista del belga Eden Hazard, que sigue con molestias, el lesionado Marcelo y los condenados James Rodríguez y Gareth Bale, privilegiados espectadores con mascarilla en los últimos partidos y más fuera que dentro del club si llegan ofertas.

Interés por saber si Karim Benzema, a dos goles de distancia de Leo Messi, podría arrebatar el Pichichi al astro argentino. El delantero francés está en un momento de forma excelso, pero 'Zizou' no reveló el sábado si le dará descanso para evitar riesgos innecesarios de lesión. ¿Momento para el inquietante Luka Jovic junto a Vinicius y Asensio en el tridente? Está por ver.

No hubo milagro en Butarque. Y no porque el Real Madrid se emplease a fondo, más bien todo lo contrario, sino porque al Leganés quizá no le da para más que para descender con dignidad. Si no tienes pegada porque a mitad de curso te quitan a Braithwaite y En-Nesyri, tus dos estiletes, y le haces dos goles al líder pero atrás cometes imprudencias de novato, estás muerto. Más aún si en el tramo final no te pitan un penalti a favor por una mano de Jovic que dará que hablar. Resacoso tras conseguir el ansiado galardón, se lo tomó a beneficio de inventario el conjunto de Zidane, que cortó con este empate su estratosférica racha en diez victorias seguidas en la nueva normalidad.

Debió jurar en hebreo el 'Vasco' Aguirre al observar desde la zona de su banquillo, un calvario, cómo Sergio Ramos, nada más y nada menos que el sevillano, se elevaba sin oposición para cabecear y firmar el 0-1 antes de los diez minutos. Le debe ganar en todo el campeón a un equipo en zona de descenso, pero nunca en atención e intensidad. No habían encajado los pepineros en cinco partidos, pero ese gol fue un error impropio de la élite. Isco sacó de maravilla un golpe franco, pero Bustinza habilitó a Ramos, que anotó su undécima diana en este campeonato, la sexta desde la nueva normalidad. Brutal el camero en este tramo final en el que ha marcado diferencias en las dos áreas con una jerarquía imponente.

Más enfado aún para el mexicano al ver, poco después, cómo Benzema recibía solo tras un saque de banda. Menos mal para los blanquiazules que el francés estaba bastante escorado y lanzó muy alto. Pero ese tipo de detalles condenan a cualquier equipo, y más a uno que casi no le marca ni al arcoíris. Estaba relajado el duelo y el Madrid apenas inquietaba al Pichu Cuéllar, pero con errores tan groseros era imposible pensar en poder vencer a todo un campeón.

Leganés

Cuéllar, Rosales, Bustinza, Tarín (Assalé, min. 55) Siovas, Jonathan Silva, Ruibal (Guerrero, min. 46), Amadou (Avilés, min. 77), Recio (Roque Mesa, min. 55), Bryan Gil y Manu (Óscar, min. 46).

2

-

2

Real Madrid

Areola, Lucas, Militao, Ramos (Nacho, min. 46), Mendy, Casemiro (Kroos, min. 61), Valverde, Isco, Asensio (Brahim, min. 61), Benzema (Jovic, min. 61) y Vinícius.

  • goles: 0-1 min. 9, Sergio Ramos. 1-1: min. 45, Bryan Gil.1-2: min. 52, Asensio. 2-2: min. 79, Assalé.

  • ÁRBITRO: Cuadra Fernández (Comité Balear): Mostró amarilla a Recio, Ruibal, Bustinza, Óscar, Brahim

  • INCIDENCIAS: Partido de la 38ª y última jornada, disputado en Butarque.

Se pusieron en ventaja más por deméritos del rival que por pujanza propia, pero los madridistas actuaban con suma relajación en Butarque, casi al paso. Y eso que, pese a los numerosos cambios, Zidane mantuvo la columna vertebral, clave en el líder, e integrada por Ramos, Casemiro y Benzema. Faltaba Courtois, reservado al tener ya el trofeo Zamora garantizado.

El duelo estaba bastante equilibrado e incluso el Lega se animaba cada vez más al ver que por su perfil izquierdo, el que defendía Lucas Vázquez, Jonathan Silva y Bryan Gil hallaron un tesoro. Porque Lucas no es defensa, por más que le ponga empeño el gallego, y porque tampoco recibió ayudas de Militao y de Asensio, más pendiente de lucir en sus arrancadas hacia adelante que de replegar.

Areola paró sin dificultad sendos tiros desde la frontal de Recio y Bryan Gil, pero ya advirtió por donde llegaba el peligro. Al filo del descanso, el Lega encontró el premio a su mayor esfuerzo. De nuevo por esa banda, el pequeño jugador cedido por el Sevilla vio el hueco, recibió un gran pase y batió por bajo al portero galo. Un gol muy celebrado, ya que casi a la vez el Espanyol le había marcado al Celta un tanto que, sin embargo, fue anulado tras la revisión del VAR.

Llegaron los leganenses al descanso casi con más fe que antes de arrancar el duelo. Estaban en ese momento a un gol de una salvación impensable. Más optimismo aún al ver que Ramos no salía en la segunda parte. Pero volvieron a echarse tierra sobre la tumba en los primeros compases de la reanudación los del sur de la Comunidad de Madrid. Error de manual en la salida, pérdida de balón gran pase de Isco y sutileza Asensio.

Para colmo de males en el Lega, se lesionó Tarín. Aguirre tuvo que modificar sus cambios sobre la marcha para volver a remar. Pero el Madrid, más aún tras los cambios para contentar a Brahim y a Jovic, se empeñó en darle emoción hasta el final. Igualó Assalé y el Celta seguía empatando, pero no hubo epopeya pepinera. Sí más polémica. Solo el Jovic sabe si ese movimiento del codo era natural, pero penaltitos menos claro se han señalado con este VAR indescifrable.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios