Asensio cede el testigo a Hazard ante el Celta. / EP

Análisis

Asensio y Lucas Vázquez aprietan a Hazard

El buen momento por el que atraviesan el balear y el gallego pone en apuros a Zidane a la hora de devolverle la titularidad al belga

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Eden Hazard no para de toparse con problemas a la hora de cumplir su sueño de triunfar en el Real Madrid. Recuperado de la lesión muscular en el recto anterior de la pierna derecha que le mantuvo de baja casi todo el mes de diciembre, el belga ve ahora cómo el buen momento por el que atraviesan Marco Asensio y Lucas Vázquez obstaculiza su regreso a la titularidad. Apenas contabiliza 29 minutos desde que salió de la enfermería y Zinedine Zidane se limita a recomendar paciencia con el astro. «Vamos a ir poco a poco y no hay que forzar nada. Ha de recuperar sensaciones, ir poco a poco y ya está», dijo el marsellés tras la victoria del Real Madrid frente al Celta, que tuvo como indiscutibles figuras al balear y al gallego.

Autores cada uno de un gol y una asistencia, el '11' y el '17' volvieron a reivindicarse mientras el ex del Chelsea aguardaba turno en la grada del Alfredo Di Stéfano. Saltó al césped en el minuto 74, cuando la pareja de extremos por la que ha apostado Zidane en las dos últimas jornadas ya había cumplimentado la faena, y su participación fue testimonial. Necesita coger ritmo, tras un calvario de lesiones que han mermado su confianza y le han despojado de la explosividad que le convirtió en bandera de la Premier durante su estancia en el club de Stamford Bridge, pero su rehabilitación coloca en una difícil tesitura a Zidane, puesto que su acomodo en el once iría en menoscabo de Asensio o Lucas Vázquez.

El canterano blanco enlaza dieciséis partidos consecutivos formando de inicio y se ha convertido en una pieza clave en el engranaje del Real Madrid por su tesón, sacrificio y capacidad para encarar. Suma dos goles y tres asistencias desde que arrancó el curso y es ya el octavo futbolista en carga de minutos del plantel, pese a que no se estrenó hasta la quinta jornada de Liga. «No es que me guste Lucas Vázquez, es que lo hace bien. Es fiable, muy madridista. Lo da todo y estoy feliz por todo lo que está haciendo. No me sorprende, ni tampoco a sus compañeros», aplaudió Zidane tras la actuación del jugador de Curtis frente al Celta. El francés siempre le ha tenido por uno de sus soldados más leales y no ha dudado en pedir su renovación, todavía sin concretar pero que se gana cada vez que pisa el verde, aunque el interesado sigue pasándole la pelota al club: «No depende solamente de mí, hay que ver lo que pasa».

Dilema

Tampoco ha tenido nunca dudas Zidane con Asensio, al que cuida con mimo desde que el mallorquín sufriese la gravísima lesión que le tuvo en el dique seco durante la mayor parte de la campaña anterior. Su intención era que completase el tridente con Benzema y Hazard, pero al '11' se le vio timorato en el primer tramo de la campaña. Por eso el francés dio carrete a Rodrygo y Vinicius, mientras uno de sus jugadores predilectos recobraba la confianza y el desparpajo que le convirtió en uno de los jugadores que mayores expectativas levantó en el fútbol europeo hace no tanto tiempo. La lesión muscular que sufrió el paulista frente al Granada le devolvió al primer plano y Asensio está aprovechando la oportunidad para recuperar la verticalidad y el atrevimiento de antaño.

Por su fuera poco, Asensio y Lucas Vázquez han demostrado muchas veces que mezclan a la perfección. Baste recordar la contra que tejieron en la ida de semifinales de la Champions 2017-2018 y que sirvió para poner el definitivo 1-2 en el marcador del Allianz Arena. Un gol que allanó el camino a la 'decimotercera', conquistada en Kiev.

De ahí que Hazard tenga un reto formidable. No hay dudas de que, si deja definitivamente atrás sus problemas físicos, Zidane le devolverá los galones. No en vano, el técnico siempre ha sido el mayor valedor del crack de La Louvière en la 'casa blanca'. Pero ello supondrá que Asensio o Lucas Vázquez tengan que salir del once. El balear, además, rinde mejor en la izquierda que a pierna cambiada, pero esa demarcación será coto del belga. La sanción de Carvajal facilitaría el encaje de los tres en la visita a Pamplona de la próxima jornada, puesto que el gallego podría retrasarse al lateral y el balear pasar a la derecha para que el '7' pise su zona natural. Pero a partir de ahí Zidane tendrá un duro dilema.