Jornada 17

El Real Madrid estira la cabeza

Un gol de Lucas Vázquez y otro de Asensio dan el liderato provisional a los blancos, que cegaron a Aspas para derrotar al Celta

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

El Real Madrid se desquitó de su tropiezo frente al Elche derrotando al Celta para colocarse líder provisional de la Liga, a la espera de lo que haga este domingo el Atlético frente al Alavés. Un gol de Lucas Vázquez a pase de Asensio en el primer tramo del partido y otro del balear a servicio del gallego en la segunda mitad permitieron estirar la cabeza al equipo de Zinedine Zidane, que superó con nota la exigencia que planteaba la visita de un cuadro que venía de sumar 16 de los últimos 18 puntos en liza y mantiene así el toma y daca con el vecino de la capital.

El cruce de dos de los conjuntos más entonados del campeonato auguraba un encuentro atractivo. Lo fue desde el inicio porque ninguno juega con cadenas. Coudet ha convertido al Celta en un equipo sin complejos. No se puede decir que la envergadura del rival hiciese variar un ápice su estilo en el Alfredo Di Stéfano al cuadro vigués, que salió a morder al Real Madrid con una presión muy aguerrida.

No tenían los blancos a Sergio Ramos, su defensor con mejor trato de balón, por lo que cualquier robo podía conllevar oro. Cerca estuvo de extraerlo el bloque olívico casi a la primera. Cazó Aspas el esférico en zona venenosa y burló a Courtois con una picadita, pero Nacho salvó 'in extremis'. La réplica de la escuadra de Zidane se hizo sentir de inmediato. Percutió Asensio por la izquierda y oteó a Lucas Vázquez en el segundo palo, donde centró el balear para que el gallego cabecease a la red tras ganarle la espalda a Olaza. Apenas seis minutos y no había espacio para el resuello.

2 Real Madrid

Courtois, Carvajal (Vinicius, min. 85), Varane, Nacho, Mendy, Casemiro, Modric (Odegaard, min. 85), Kroos (Valverde, min. 85), Lucas Vázquez, Benzema (Mariano, min. 90) y Asensio (Hazard, min. 74).

0 Celta

Rubén Blanco, Mallo, Araujo, Murillo, Olaza, Tapia, Brais, Denis Suárez, Nolito (Baeza, min. 64), Aspas (Fran Beltrán, min. 51) y Santi Mina.

  • Goles: 1-0: min. 6. Lucas Vázquez. 2-0: min. 53, Asensio.

  • Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó a Brais, Asensio, Tapia, Nacho, Carvajal y Casemiro.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de Liga, disputado en el Alfredo Di Stéfano a puerta cerrada.

El mazazo no distrajo al Celta, empeñado en armarse en torno a la posesión. El conjunto gallego administra bien los tiempos. Calmado cuando toca y con un punto de aceleración cuando aparecen los espacios. El guion tampoco incomodaba al Madrid, muy vertical para aprovechar la pradera que dejaba la defensa adelantada de los visitantes. Había margen para que los extremos del Real Madrid corriesen y los volantes armasen; no tanto para que Aspas desatase el torbellino habitual. Mal negocio para las tropas de Coudet.

Cegado por el centro, el Celta buscaba el peligro por las bandas, pero el Real Madrid respondía con su versión más aplicada. Sin Sergio Ramos, tenía otra prueba de fuego la dupla Varane-Nacho, pero volvió a solventarla con suficiencia, como en San Siro. El canterano volvió a dar una lección de entrega, posicionamiento y anticipación.

El paso de los minutos bajó el ritmo, que no la intensidad del pleito. Escaseaban pese a ello las ocasiones, con un centro que tocó en Varane antes de poner en apuros a Courtois como mejor aproximación viguesa y un zapatazo de Carvajal desde fuera del área, similar a aquel con el que 'vacunó' al Atlético pero que se fue por centímetros, representando el aviso más serio del Real Madrid antes de que llegase el intermedio.

Aspas y Nolito, tocados

Incidió el Celta en su propuesta a vuelta de vestuarios. Paciencia con el balón a la espera de que la zaga de Real Madrid se desordenase. El problema es que perdió su mejor baza enseguida. Atajó Nacho en falta una carrera de Aspas que entrañaba mucho peligro a costa de ganarse la amarilla. La pierna del delantero de Moaña resultó dolorida y no le quedó otra que marcharse antes de tiempo a vestuarios. Fue el inicio de un minuto fatídico para el Celta que coronaría el Real Madrid doblando la renta. Robó Modric a Murillo en la medular, filtró Casemiro y el cuero llegó a Lucas Vázquez, que devolvió a Asensio la asistencia que el '11' le había dado en el primer tanto para que el mallorquín estrenase por fin su cuenta goleadora del curso cruzando con la zurda para batir a Rubén Blanco.

La diana de Asensio hizo crecer al Real Madrid, que pudo sentenciar en un remate de Benzema que salió mordido. Al Celta no le quedaba otra que volcarse para acortar distancias y el equipo de Zidane disfrutaba a la contra. Coudet retiró a Nolito, también con problemas físicos, para dar entrada a Baeza, mirlo blanco que dejó un gran recuerdo en su paso por La Fábrica y que estuvo a punto de recortar la diferencia con un remate que blocó Nacho.

Alistó Zidane a Hazard para dar un descanso más que merecido a Asensio, que completó su mejor actuación del curso. Dio tregua también a Carvajal, Modric y Kroos para que Vinicius, Valverde y un Odegaard que no aparecía desde la debacle frente al Shakhtar Donetsk participasen un rato. E incluso concedió unos minutos a Mariano, otro que no concursaba desde la malhadada visita a Kiev. Un final, en suma, plácido para un litigio que en Valdebebas veían con inquietud ante el buen momento en el que llegaba el Celta y del que el Real Madrid salió redimido. Como casi siempre cuando más exigido está.