Zinedine Zidane, en rueda de prensa. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

Grupo B | Jornada 4

Zidane: «Hay que romper la estadística sin Sergio Ramos»

El entrenador del Real Madrid remarca la ambición de su equipo de cara a la «final» contra el Inter que disputará sin el sevillano, cuyas siete últimas ausencias en la Champions han coincidido con seis derrotas de los blancos

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

El Real Madrid se juega buena parte de su futuro en la Champions en el duelo con el Inter de Milán del miércoles. Un partido al que los blancos acuden sin Sergio Ramos, que se recupera de la rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna derecha que sufrió durante el encuentro que midió la pasada semana a la selección española con Alemania en el estadio de La Cartuja. El conjunto de Chamartín ha sucumbido en seis de los últimos siete pulsos europeos que ha tenido que afrontar sin su capitán. La excepción fue la victoria a domicilio frente al Brujas de la pasada campaña. Pero el marsellés no tiene tiempo para lamentaciones. « Sabemos de la importancia de Sergio, del jugador que es. La estadística hay que romperla. Nos gustaría que Sergio estuviese con nosotros, pero vamos a intentar cambiar eso. Es una final, son tres puntos, sabemos que vamos a sufrir, pero con ganas de sumar los tres puntos», dijo en la rueda de prensa que ofreció en San Siro.

El técnico del Real Madrid remarcó la ambición máxima por la que se rige su equipo en cualquier cita, por lo que no firmaría un empate. « Nosotros siempre queremos ganar. No sabemos lo que va a pasar. Lo importante es darlo todo en el campo y nosotros salimos siempre para intentar ganar», dijo Zidane, que afirmó que sus pupilos están «listos» para el envite. Rechazó que se trate de un choque de riesgo pero sí reconoció que es «un partido muy importante». «Ahora cada partido es una final», incidió el preparador, que tiene muy presente la delicada situación clasificatoria del conjunto de Chamartín, tercero del grupo B con cuatro puntos, por lo que apenas tiene margen de error.

Llega el Real Madrid a la cita tras empatar ante el Villarreal en la décima jornada de Liga, donde Mariano, que repetirá como delantero frente al Inter por las bajas de Benzema y Jovic, marcó y se reivindicó tras su falta de minutos. ¿Qué puede aportar el delantero hispano-dominicano?, le cuestionaron al francés. «Lo ha demostrado el otro día. Está con nosotros. Lo dio todo en el campo y contentos, nada más», replicó con parquedad.

Y es que Zidane no estaba con demasiadas ganas de responder a algunas preguntas. «Isco está con nosotros», respondió cuando le interrogaron acerca de si intentaría convencer al malagueño para que diese marcha atrás en su presunto deseo de salir del Real Madrid en enero. «No voy a entrar en esto. Es un jugador nuestro y estamos contentos con él», incidió cuando se le aludió a la posibilidad de un intercambio entre el centrocampista de Benalmádena y el danés Christian Eriksen, jugador del Inter.

Irregularidad

Se detuvo algo más Zidane cuando se le pidieron explicaciones por la irregularidad que está acompañando esta temporada al Real Madrid. «Esto es el fútbol. Hay momentos donde estás muy fuerte, donde pueden pasar cosas en el campo y que las absorbas, y momentos en que no. Es por lo que estamos atravesando. No solo nosotros. Todos los equipos están teniendo momentos complicados en esta temporada que es un poco particular», dijo el francés. «Contra el Inter no pasó nada de eso, dificultades en el partido sí, pero normal. Empezamos bien y terminamos bien, pero jugamos contra un equipo muy bueno. El otro día contra el Villarreal nos pasó un poco lo mismo. Ganando durante 75 minutos, pero luego en una jugada puede pasar que nos metan un gol. Esto es el fútbol. Nosotros trabajamos para mejorar, para no encajar y luego intentar meter goles», abundó.

Volvió a arremeter contra el frenético ritmo de competición. « Son muchos partidos. Hemos vivido el principio de temporada sin preparación. No son excusas. Llega un momento donde puedes pensar que hay muchos partidos, muchos lesionados y el espectáculo no es el mismo», indicó.

Se refirió también a su evolución desde que abriese su palmarés como entrenador del Real Madrid levantando la 'undécima' precisamente en San Siro. «Son cuatro años de experiencia. No he cambiado nada de lo que soy. Quiero seguir entrenando, disfrutando. Eso es lo más importante para mí», manifestó.