Moussa Dembélé, felicitado por sus compañeros mientras Ederson mira cabizbajo. / Franck Fife (Efe)

Final a 8

El City vuelve a estrellarse contra el muro de cuartos

El Lyon tumba al equipo de Guardiola y disputará sus primeras semifinales de la Liga de Campeones desde 2010

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Saltó la segunda sorpresa en esta Final a 8 de Lisboa que pasará a la historia por la vibrante resolución de un torneo imprevisible como pocas veces en la historia. El Manchester City volvió a estrellarse contra el muro de cuartos y será el Olympique de Lyon el que retará al temible Bayern de Múnich en unas semifinales de neto sabor franco-alemán que verá al Leipzig desafiar al PSG en el otro cruce tras doblegar al Atlético, un equipo que también partía con la vitola de favorito y que se fue de la capital portuguesa a las primeras de cambio.

Volverá a pisar la antesala de la final el cuadro francés diez años después de que lo hiciera aquel bloque que tenía a futbolistas como Lloris, Pjanic o Cissokho. Un gol de Maxwel Cornet, que parece tenérsela jurada a los 'citizens', y un doblete de Moussa Dembélé prolongaron la maldición europea que pesa sobre Pep Guardiola, incapaz de alcanzar la final de la competición en la que elevó por dos veces a la gloria al Barça desde que dejase la ciudad condal y que se estrelló de nuevo en una ronda que ya le fue esquiva en las dos campañas anteriores. Tendrá que esperar el catalán para igualar el récord de ocho semifinales del máximo torneo continental que ostenta José Mourinho.

Su City fue mejor a los puntos, pero el fútbol no entiende de méritos cuantitativos más allá de los que refleja el marcador, y esos se los arrogó un Olympique de Lyon que, como el PSG, demostró que l a falta de rodaje competitivo no ha sido el lastre que muchos le presuponían a las dos escuadras galas tras el cierre anticipado de la Ligue 1 por la pandemia del coronavirus.

1 Manchester City

Ederson, Walker, Eric García, Laporte, Cancelo, Fernandinho (Mahrez, min. 55), Rodri (David Silva, min. 83), Gündogan, De Bruyne, Gabriel Jesús y Sterling.

3 Olympique de Lyon

Lopes, Denayer, Marcelo, Marçal, Dubois (Tete, min. 74), Caqueret, Guimaraes, Aouar, Cornet, Depay (Dembélé, min. 75) y Ekambi (Adelaide, min. 86).

  • Goles: 0-1: min. 24, Cornet. 1-1: min. 69, De Bruyne. 1-2: min. 78, Dembélé. 1-3: min. 87, Dembélé.

  • Árbitro: Danny Makkelie (Países Bajos). Amonestó a Dubois, Fernandinho, Rodri y Marcelo.

  • Incidencias: Partido de cuartos de final de la Liga de Campeones, disputado en el estadio José Alvalade de Lisboa a puerta cerrada.

La carta de navegación del duelo estuvo clara desde el principio: muchas triangulaciones en busca de espacios por parte del bando 'skyblue'; repliegue ordenado a la espera de un robo que permitiese raudas transiciones en el conjunto de Rudi García. Pero el veredicto final pocos podrían haberlo previsto pese a que pronto quedó claro que la disposición de ambos ejércitos incomodaba mucho a la escuadra de Guardiola.

La posesión caía del lado de la tropa del catalán –eso viene de serie-, pero caminaba sobre la cornisa con el tremendo espacio entre Ederson y sus centrales. Por esa vía de agua llegó el primer tanto del Lyon. Corrió Ekambi a cazar un pase de 'quarterback' desde el centro del campo, rechazó Eric García y el cuero cayó a la bota de Cornet, que rebasó a un descolocado Ederson con un golpeo preciso con rosca que besó la red.

El marfileño le tiene tomada la medida al City. De los seis goles que ha marcado en Champions, cuatro se los ha hecho a la escuadra inglesa. Su figura volvió a agigantarse en el José Alvalade de Lisboa. Porque poco después de vacunar a Ederson, se jugó el tipo para abortar un remate a bocajarro de Sterling.

Fallo garrafal de Sterling

Obligado a darle una vuelta de tuerca a su plan, Guardiola metió a Mahrez por Fernandinho en la segunda parte para incrementar su arsenal ofensivo. El sobresfuerzo pesaba ya en las piernas de los futbolistas del Lyon, que empezaban a llegar unas centésimas de segundo tarde a los duelos y se dedicaban a achicar agua con más de media hora por delante. Mahrez, Sterling y De Bruyne se combinaron para hacerle pagar semejante osadía al equipo de Rudi García. Filtró el argelino al espacio por el que percutía el extremo inglés, que recortó y cedió atrás para que De Bruyne cruzase al palo largo.

Tablas y partido nuevo. Pero cuando el choque parecía inclinarse a favor del City, un error de Laporte le obligó a remar de nuevo contra el viento. Perdió el central la pelota y la recogió Aouar, que lanzó la carrera de Dembélé para que el delantero rebasase a Ederson en el mano a mano. Otra diana con suspense, como la de Cornet, que validó el VAR después de que las imágenes constatasen que Ekambi, en fuera de juego, no participó en la jugada.

Sacrificó Guardiola a Rodri en busca de la magia de David Silva, pero el ex del Valencia no pudo sacarse el enésimo truco de su chistera en su último partido con el City. Condenado por un fallo a puerta vacía de Sterling, el conjunto británico volvió a estrellarse otra vez en su ronda maldita después de que Dembélé le diese la puntilla con el 1-3.