Joao Félix se lamenta de una ocasión errada ante el Lokomotiv. / Ep

Análisis

Las bajas de Suárez y Costa secan al Atlético

Sin arietes que intimiden y sin relevos para Koke y Saúl por las bajas de Herrera, Torreira y la no inscripción de Kondogbia, la continuidad en Europa se le complica

N. BOLÍVAR

«Estamos en un buena situación porque dependemos de nosotros», sentenció el Cholo Simeone tras el segundo empate consecutivo en Champions ante el Lokomotiv de Moscú, equipo de medio pelo al que el Atlético ha sido incapaz de marcarle un gol en dos partidos. Tiene parte de razón el técnico rojiblanco con su mensaje optimista, toda vez que su equipo lo tiene en su mano para terminar segundo de grupo, con el Bayern ya disparado como líder, pero esconde otra verdad.

Para garantizarse el billete a octavos, el Atlético está obligado a sumar cuatro puntos en dos partidos y uno de ellos es nada menos que ante el campeonísimo alemán, la próxima semana. En la jornada final, se la puede jugar en feudo del Salzburgo. Más allá de cálculos y conjeturas, resulta evidente es que el Atlético de Europa, con solo cuatro puntos tras dos empates, una victoria agónica ante el campeón austriaco y la goleada sufrida en Baviera, no es el equipo invicto y hasta brillante en la Liga, donde pugna con la Real Sociedad por el liderato.

Los dos empates ante el Lokomotiv, sobre todo en Rusia, caben calificarse de accidentes, pero el Atlético acusa ya la falta de frescura lógica en un calendario sin tregua. Sabe Simeone que en tiempos de pandemia es obligado rotar y dispone de una plantilla bastante equilibrada aunque corta, pero los problemas se le han juntado en dos demarcaciones clave. A excepción de la entrada de Renan Lodi en lugar de Mario Hermoso, el Cholo repitió ante el Lokomotiv el mismo equipo que derrotó el sábado al Barça. Y sus jugadores acusaron falta de chispa y rapidez física y mental en la segunda mitad.

Simeone tiene un serio problema en ataque, ya que Luis Suárez está de baja por coronavirus y, en el mejor de los casos, Diego Costa permanecerá un mes alejado de la competición por una trombosis secuela de la covid-19. Sin ellos, pierde gol, capacidad de intimidación y juego entre las líneas rivales al tener que adelantarse Joao Félix. Sin una referencia en punta, el Atlético no es el mismo y el portugués no puede rotar. Como no cuenta para nada con el serbio Saponjic, delantero al que le coló el Benfica, el único recambio en punta ante el Lokomotiv fue el canterano Sergio Camello.

Otro hándicap muy serio reside en el eje del centro del campo, ya que Koke y Saúl, desde que se ha recuperado, lo están jugando todo. El vallecano incluso viene de actuar en la última ventana con la selección española. No pueden descansar porque el uruguayo Lucas Torreira sufre coronavirus y el mexicano Héctor Herrera está lesionado, víctima también del virus FIFA. Además, el exvalencianista Kondogbia no está inscrito en la Champions. Dificultades que se suman a la ya conocida en el lateral derecho, donde el inglés Trippier no tiene sustituto. El Atlético suma 24 partidos sin perder en Liga, ocho este curso y 16 el pasado, pero si no recupera efectivos pronto, el curso se le puede hacer eterno. Y Europa no espera.