Holanda reina en la locura

Eurocopa 2020/2021 Holanda reina en la locura

Dumfries desequilibra de cabeza un partido de altos vuelos ante Ucrania que significó el regreso de los tulipanes a un gran certamen siete años después

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Holanda regresó a un gran certamen internacional siete años después de alcanzar el podio en el Mundial de Brasil con una sufrida victoria ante Ucrania, una selección notable que completó una fantástica fase de clasificación para disputar su tercera Eurocopa y promete dar guerra a cualquiera. Acude como tapada pero sería un error infravalorarla porque tiene calidad, está muy bien trabajada y compite con enorme brío y ambición. En su estreno, eso sí, le tocó un hueso duro de roer. La 'Naranja Mecánica' sigue sumida en debates identitarios, pero ha dejado atrás las tribulaciones que le hicieron perderse la Eurocopa de Francia y el Mundial de Rusia. Ansía recuperar el estatus que le corresponde entre las grandes potencias del futbol mundial y pisa nuevamente con firmeza, pese a que se llevó un susto de los grandes.

Cegada una y otra vez por el formidable Bushchan en una primera parte en la que exhibió un fútbol muy vertical, encontró el merecido premio a su insistencia en la segunda. Primero Wijnaldum, que tras anotar ocho goles en siete partidos de la fase de clasificación, sumó otro que eleva a 23 la cuenta en sus 76 partidos como internacional, y luego Weghorst, que está enrachado ya que sus dos dianas con la 'Oranje' se han producido en el espacio de siete días, dieron crédito a la candidatura neerlandesa. Y cuando los tantos de Yarmolenko y Yaremchuk en cuatro minutos que resumieron la fortaleza y orgullo del combinado que dirige con mano diestra Andriy Shevchenko amenazaban con estropearle la fiesta, apareció Dumfries, asistente en los dos primeros goles de su selección, para devolver la tranquilidad a los tulipanes y darles los tres puntos en un grupo en el que Austria también comenzó de modo autoritario.

3 Holanda

Stekelenburg, Dumfries, Timber (Veltman, min. 88), De Vrij, Blind (Aké, min. 64), Van Aanholt (Wijndal, min. 64), De Roon, Wijnaldum, F. De Jong, Weghorst (L. De Jong, min. 88) y Depay (Malen, min. 91).

2 Ucrania

Bushchan, Karavaev, Zabarnyi, Matviyenko, Mykolenko, Zinchenko, Sydorchuk, Malinovskyi, Yarmolenko, Zubkov (Marlos, min. 13; Shaparenko, min. 64) y Yaremchuk.

  • Goles 1-0: min. 52, Wijnaldum. 2-0: min. 59, Weghorst. 2-1: min. 75, Yarmolenko. 2-2: min. 79, Yaremchuk. 3-2: min. 85, Dumfries.

  • Árbitro: Felix Brych (Alemania). Mostró amarilla a Sydorchuk.

  • Incidencias: Partido de la primera jornada del grupo C de la Eurocopa disputado en el Johan Cruyff ArenA de Ámsterdam.

Refractario a los puristas que reclaman su sumisión a la escuela de Rinus Michels y Johan Cruyff, Frank de Boer estructuró su bloque con tres centrales y dos carrileros, un sistema que adquiere matiz ofensivo si se lo vende como un 3-5-2 o defensivo si se ordena como un 5-3-2 pero del que recelarán siempre los estetas del 'voetbal'. El extécnico de Ajax, Inter y Crystal Palace nunca ha sido un dechado de valentía, pero en su descargo hay que apuntar las bajas de Van Dijk y De Ligt, dos centrales de muchísimos quilates cuya presencia invita a apuestas más osadas. Fiel a su propósito de hacer de Ucrania una selección que se abrigue con la pelota y no se arrugue ante nadie, Shevchenko orquestó un atrevido 4-3-3, con Zinchenko como arquitecto en el centro del campo junto a dos volantes de mucha calidad como Sydorchuk y Malinovskyi.

La disposición de los ejércitos entregó un enfrentamiento frenético. Una aproximación con muchos hombres de los 'synio-zhovti' terminó derivando en un eléctrico contragolpe de Depay que puso a prueba a Bushchan. El portero del Dinamo de Kiev, que ha conseguido desplazar al veterano Pyatov, superó con nota su encuentro con el atacante por el que suspira el Barça y comenzó a edificar con esa intervención una actuación sobresaliente. Estiró la pierna para evitar el gol de Dumfries, se adelantó a Van Aanholt y a Weghorst en dos acciones que llevaban malísimas trazas para sus intereses y, sobre todo, voló para sacar una manopla increíble tras un latigazo tremendo del omnipresente Wijnaldum. No cabe duda de que tiene bien interiorizadas las lecciones del español Pedro Jaro, entrenador de porteros de la selección ucraniana y con pasado bajo palos en Cádiz, Málaga, Real Madrid, Betis y Atlético.

De poder a poder

Ucrania sufrió con la profundidad de Dumfries, la verticalidad de Depay y la llegada desde segunda línea de Wijnaldum, pero no rehuyó el cuerpo a cuerpo. Es mérito de Shevchenko, leyenda nacional, haber cambiado la mentalidad de un combinado que en el pasado prefería vestirse con piel de cordero. Yarmolenko tuvo las dos mejores oportunidades de los suyos en la primera parte, pero en ambas le ganó la partida Stekelenburg, el competidor más veterano de la Eurocopa. Cómo olvidar aquella inútil estirada suya ante el voleón de Iniesta que le dio a España el Mundial de Sudáfrica. Entonces ya era talludito, han pasado once años y ahí sigue.

Holanda comenzó y terminó el primer tiempo con enorme ímpetu. Solo echó en falta el gol, pero lo encontró a la vuelta de vestuarios. Percutió Dumfries por la derecha, rechazó Bushchan y el balón le cayó a Wijnaldum, que la reventó. Abierta la caja fuerte, el combinado de De Boer puso tierra de por medio. Filtró De Jong para la carrera de Dumfries, que bailó a Mykolenko. El balón salió rechazado de nuevo y fue a las botas de Weghorst, que dobló la renta. Consiguió reducir distancias Yarmolenko con un trallazo a la escuadra desde la frontal y metió el miedo en el cuerpo a los tulipanes, que habían bajado la guardia con el 2-0 y lo pagaron caro. Botó Malinovskyi un libre indirecto y remató Yaremchuk en el segundo palo para poner las tablas. Pero emergió de nuevo Dumfries para asestar otro golpe a Ucrania con un testarazo imperial. Holanda vuelve a hacer disfrutar a los sibaritas.