Dani Olmo, en primer plano, falló el primer penalti de la tanda. / Efe

Eurocopa 2020/21 «Ellos con el tiki-taka, nosotros con la tuca-tuca»

La prensa mundial recoge la eliminación de La Roja en las semifinales de la Eurocopa y destacan que «España muere con honor»

Javier Varela
JAVIER VARELA Madrid

España cayó en la tanda de penaltis en las semifinales de la Eurocopa, pero sí recibió muchos elogios. Muchos futbolistas y el seleccionador Luis Enrique fueron objeto de piropos por parte de la prensa mundial. Todos destacan el buen partido de La Roja y la mala suerte en los penaltis decisivos.

La Gazzetta dello Sport tituló su crónica: 'Italia, sei in finale! Spagna domata ai rigori, favola azzurra senza fine' (Italia, ¡estás en la final! España domesticada en los penaltis, una interminable historia azul). El diario italiano va más allá al hablar del triunfo 'azzurro': «Obra maestra italiana. Ellos con el tiki-taka, nosotros con la tuca-tuca». La Stampa, otro diario italiano, titula «Italia vuela hacia la final» y destacan el penalti decisivo de Jorginho y la actuación de Donnarumma. «Es la final, 9 años después de la última vez. Los hombres de Mancini vuelven a Wembley para llevarse una Eurocopa: ya sea Inglaterra o Dinamarca el rival en la final, estos azzurri ya no temen a nadie», destacan.

Tuttosport titula «Italia aguantó la presión de la Furia Roja» y destaca que lo conseguido por la selección italiana es «un éxito conquistado con corazón y capacidad de sufrimiento, sin perder nunca la compacidad, incluso cuando la 'Roja' encontró el empate a diez minutos del final con el recién ingresado Morata». Por su parte, La Repubblica titula: «Italia no traiciona en el mejor momento». «Esta vez los azzurri tuvieron que apretar los dientes ante una España que demostró ser más hábil en el regate», destaca en su crónica.

L'Èquipe: «El corazón italiano»

El diario francés L'Èquipe destaca que «Italia fue dominada en el juego como nunca antes en esta Eurocopa, pero tuvo la ventaja. Fueron a por ello con el corazón, el sudor y las agallas, y la pizca de suerte que hace que la historia pase de la desilusión al sueño».

Mientras, la BBC Sport titula que 'Italy into Euro 2020 final with penalty shootout win over Spain' (Italia se mete en la final de la Eurocopa con una victoria sobre España en la tanda de penaltis)., sin entrar a valorar el juego de ambos equipos en la semifinal. El Daily Mirror señala que «Italia se aseguró el pase a la final de la Eurocopa 2020 del domingo tras necesitar una tanda de penaltis para imponerse a España». Además, destacan la falta de pegada de La Roja: «A pesar de la posesión de la pelota y el territorio, rara vez obligó a Gianluigi Donnarumma a realizar una parada». «Los azzurri, que llevaban una larga racha de imbatibilidad, debían haber olvidado lo que era perder y no iban a empezar a recordarlo», finaliza.

La revista 'Kicker' tituló 'Morata vergibt, Jorginho cool: Italien im EM-Finale!' (Morata perdona, Jorginho genial: ¡Italia en la final del Campeonato de Europa!). En la crónica destacan que «España era en realidad el mejor equipo. Al final, uno de los jugadores que había llevado a su equipo hasta aquí le dejó los nervios de punta», en relación al fallo del penalti de Morata.

Olé: «Fiesta azzurra en Wembley y decepción española»

El diario argentino Olé tituló «¡Italia está en la final de la Euro! Después de una semifinal pareja en la que terminó aguantando el 1-1 en el tiempo extra», «Gianluigi Donnarumma se lo atajó a Álvaro Morata, quien había entrado y convertido el 1-1 en los 90' y Jorginho desató la fiesta azzurra en Wembley y la decepción española», señalan en su crónica.

Por su parte, en El New York Times titularon 'Italy Beats Spain on Penalties' (Italia gana a España en los penaltis). La crónica comienza así: «El toque final, el toque decisivo, después de dos horas de truenos y fuego, fue suave, delicado y perfecto. Jorginho se paró frente a las filas masivas de fanáticos de Italia, enderezó la espalda, tomó aliento y comenzó su carrera. A mitad de camino, como siempre hace, se detuvo, solo por un segundo, solo el tiempo suficiente para hacer perder el equilibrio a Unai Simón. Y luego, cuando llegó a la pelota, no la golpeó. Él se dirigió a él. Lo acarició. Simón caía en la otra dirección e Italia se encaminaba a la final de la Eurocopa 2020»