Vídeo: Atlas

Luis Enrique pide que las amenazas a Morata sean puestas en «manos de la Policía»

ROBERT BASIC

Luis Enrique no se mordió este domingo la lengua cuando se le preguntó por los insultos dedicados por una parte de la afición española a Álvaro Morata, quien desveló en una entrevista con la Cope que varias personas «desearon la muerte» a sus hijos. «La situación tiene tal grado de seriedad que debe ser puesta en manos de la Policía», aseveró el seleccionador en su comparecencia previa al partido de esta tarde contra Croacia. «Insultar y amenazar de muerte a quién sea, pero más a familiares y a niños, es un delito grave. Que el asunto se ponga en manos de las autoridades para que se corrija de manera rotunda», exigió el asturiano. Su delantero fue silbado en La Cartuja y luego acosado en las redes y por la calle.