Immobile y Bale.

La 'bella' Italia acaricia un récord ante Gales

Ya clasificada para octavos, la 'squadra' de Mancini puede encadenar 30 partidos sin perder e igualar la marca histórica de la 'Azzurra' que lució sus dos primeras estrellas mundiales con Vittorio Pozzo en su banquillo

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Italia llegó como tapada y se ha convertido en una de las grandes sensaciones de esta Eurocopa tras sus dos primeras y convincentes victorias ante Turquía y Suiza, al abrigo de su afición en el Olímpico de Roma. Roberto Mancini y esta revolucionada Italia aún no han ganado nada, más allá de garantizarse los octavos de final, pero el seleccionador está a un partido de igualar un récord de partidos sin perder muy longevo, de hace más de 80 años. Y lo tiene relativamente sencillo frente a a País de Gales.

Es clara favorita para terminar la fase inicial con pleno de victorias, pero a Italia le sirve un simple empate para sumar su trigésimo partido consecutivo sin caer y asegurarse el primer puesto del grupo A, cuyo desenlace se conocerá este domingo. Cuesta pensar en la posibilidad de un 'biscotto', pero las tablas las firmarian encantados los británicos, que se encuentran bien situados con cuatro puntos y con uno más se garantizarían la clasificación.

Gareth Bale, determinante ante Turquía con dos asistencias a pesar de fallar un penalti, es la principal amenaza para una 'squadra azzurra' invencible desde septiembre de 2018, cuando le superó por la mínima Portugal. En marzo, Mancini, igualó la marca de 25 partidos sin derrota que adornaba la etapa de Marcelo Lippi, campeón del mundo al frente de los transalpinos en Alemania 2006. «Estaré contento de unirme a él en diciembre de 2022», dijo entonces Mancini, en referencia al reto de coronarse dentro de 18 meses en Catar.

Para empezar, está a un paso de igualar la marca de su lejano predecesor Vittorio Pozzo, que alcanzó 30 encuentros sin tacha entre 1935 y 1939. Fue el seleccionador que logró las dos primeras estrellas mundiales para Italia en las ediciones consecutivas de 1934, cuando ejerció como anfitriona, y Francia-38. El récord absoluto de partidos sin hincar la rodilla a nivel mundial lo ostentan con 35 partidos España –sumando parte de las etapas de Luis Aragonés y Vicente del Bosque entre 2006-2009– y Brasil (1993-1996, aunque perdió por penaltis la final de la Copa América en 1995). Argentina protagonizó una racha de 31 encuentros (1991-1993) y Francia de 30 (1994-1996), según informa la agencia AFP.

Excelente dinámica

Por encima de hitos, el objetivo principal de esta Italia es elevar aún más su autoestima y mantener la excelente dinámica de un grupo que no encaja gol alguno desde hace diez enfrentamientos. Acabar como líder con todo ganado y sin gol alguno encajado por Donnarumma supondría marcar territorio y amedrentar al resto de candidatos al título, pero en términos de dificultades en el horizonte de los cruces no parece a priori muy rentable. Sobre el papel, si termina primera, la 'Azzurra' se mediría con Bélgica en cuartos y Francia en semifinales, si ambas selecciones cierran esta fase también al frente de sus grupos. El segundo puesto permitiría a los italianos tener un recorrido en principio más tranquilo, con la opción de Países Bajos en cuartos pero la compliación de un largo viaje a Bakú en esa ronda.

La duda en la previa de este duelo, para el que se espera un intenso calor en Roma, por encima de los 30º, la incógnita por despejar es hasta dónde llegará Mancini con las rotaciones. Debería regresar al menos al banquillo Marco Verratti, seis semanas después de su lesión de rodilla y con una semana de entrenamientos completada. La baja del capitán Giorgio Chiellini, lesionado en un muslo, debería cubrirla Francesco Acerbi. Es probable que los galeses también roten, a pesar de que aún no están en la segunda criba. «Queremos ganar todos los partidos y no será diferente el domingo», sentenció su seleccionador Robert Page, tras la valiosa y trabajada victoria ante Turquía.