Borrar
Irene Paredes levanta el trofeo de la Liga de Naciones junto a sus compañeras. Reuters
España vuelve a saborear la gloria y se corona en la Liga de Naciones
UEFA Women's Nations League

España vuelve a saborear la gloria y se corona en la Liga de Naciones

Los goles de Aitana Bonmatí y Mariona Caldentey dan la victoria a las campeonas del mundo ante Francia, rival al que nunca antes habían ganado

Isaac Asenjo

Sevilla

Miércoles, 28 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

No hay mejor equipo que el de España, que volvió a ejercer su condición en el trono mundial para demostrar que sigue siendo reinando en el fútbol femenino. La selección española volvió a coronarse con un trofeo, el de la Liga de Naciones, bajo la batuta de Montse Tomé, una entrenadora que atravesó semanas en entredicho y con unas jugadoras que vivieron la mayor crisis en la historia de La Roja tras coser su escudo con la primera estrella universal. España volvió a hacer historia de la misma forma que hace 192 días con la conquista del Mundial en Australia, y superó creces el doble reto que tenía ante Francia en La Cartuja de Sevilla: ganar por primera vez en su historia a las 'bleus' y ser el primer país en inscribir su nombre en el palmarés de la Liga de Naciones.

No hay nada como ponerle retos a una generación acostumbrada a romper los techos que otras nunca pudieron alcanzar. Si jamás se había superado una ronda eliminatoria en los grandes torneos, fueron ellas y terminaron con ese paso fronterizo, hasta la fecha prohibido, a golpe de talento, alma, velocidad y recursos. Que España no ha ido nunca a unos Juegos Olímpicos con una selección de fútbol femenino, pues ahí aparece un grupo al que le sirve el balompié como altavoz social en la batalla por la igualdad y, pese a los líos federativos, sellan su billete con la clasificación a París para soñar por primera vez con el oro olímpico.

Y si resulta que en la final de la Liga de Naciones se presenta el 'coco' de Francia que dirige el hiperactivo Hervé Renard, rival ante el que tan solo se había logrado empatar en trece partidos anteriores, pues se vuelve a dar un paso al frente y se añade a la vitrina de La Roja otro título internacional a sumar al pasado Campeonato del Mundo. Una barrera superada por el combinado nacional en el espacio de seis meses, y que supone otro empujón más para un deporte femenino español en auge desde hace más de una década, y que continúa su camino de reivindicaciones para lograr mejoras que sigan impulsando su profesionalización.

España

Coll, Batlle, Paredes, Codina, Carmona (Oihane Hernández, min. 69), Aleixandri, Bonmatí, Hermoso (Vicky López, min.85), Athenea del Castillo (Navarro, min. 73), Caldentey y Paralluelo.

2

-

0

Francia

Peyraud, De Almeida, Lakrar, Mbock, Karchaoui, Henry (Dali, min. 58), Geyoro, Le Sommer, Diani (Dufour, min. 77), Bacha (Majri, min. 77) y Katoto.

  • Goles: 1-0: min. 32, Aitana Bonmatí. 2-0: min. 53, Caldentey.

  • Árbitra: Tess Olofsson (Suecia). Amonestó a Batlle y Diani.

  • Incidencias Partido correspondiente a la final de la Liga de Naciones disputado en el estadio de La Cartuja de Sevilla. 32.657 espectadores.

Un equipo que no es precursor en exigir respeto y luchar por sus sueños, pero sí referentes en conseguirlo. Lo hicieron las chicas que dirige Montse Tomé desde el banquillo en La Cartuja de Sevilla, en el festivo día de Andalucía, un recinto que continúa siendo talismán para la selección femenina de fútbol, tras haber ganado allí los seis envites que ha disputado. Y en esta ocasión además, superó el coliseo hispalense la asignatura pendiente del número de espectadores: 32.657 aficionados, récord para un partido de la selección en territorio nacional, acudieron a ver a las campeonas del mundo igualar con la Liga de Naciones, el trofeo logrado por sus homólogos masculinos dirigidos por Luis de la Fuente, que se hicieron con el título el pasado mes de junio ante Croacia. Eso sí, por el triunfo el equipo se llevará 160.000 euros, una cifra 65 veces menor que la competición de los chicos, pues La Roja percibió 10,5 millones de euros tras derrotar a la ajedrezada selección liderada por Luka Modric.

Hervé Renard ha armado un equipo letal en las transiciones rápidas, y quiso dejar desde el principio el balón en manos de las chicas de Montse Tomé, que tienen en su esencia llevar el control del juego y que desde el pitido inicial se mostraron intensas. Volcó su disposición España en una banda derecha muy activa con las internadas de Ona Batlle y la eléctrica Athenea del Castillo, aunque fue por la izquierda por donde pudo dar frutos la insistencia, después de una dejada de Olga Carmona a Salma Paralluelo que se fue cerca del palo defendido por Peyraud. El plan del partido estaba muy claro para ambos equipos. Uno disponía y el otro eperaba. La Roja intentaba crear tocando desde los vértices del centro del campo, pero el poderío francés y el sistema defensivo férreo con las imponentes Geyoro, Katoto, Diani y Mbock dejaba ver que la lata tardaría en abrirse.

Lo hizo en una jugada ensayada mil veces, a la media hora por medio de la superlativa Aitana Bonmatí, que aprovechó un centro al corazón del área de Olga Carmona tras recibir un balón al espacio de Jenni Hermoso. Al toque y posesión de la que sin duda va sobrada el equipo español, se le une la multitud de recursos ofensivos para taladrar el tabique impuesto por el técnico francés, que cambió los riales saudíes por las 'bleus' meses antes del pasado Mundial. Las suyas impusieron una marcha más en la prolongación, sabedoras que ya no podían quedarse atrás y tenían, de alguna manera u otra, que acercarse a las inmediaciones de Cata Coll.

De poco sirvió el aumento de agresividad francesa ante una selección de tanto talento como la española, que abrió brecha en el marcador gracias a un buen gol de Mariona Caldentey, estrella silenciosa de este equipo y del Barça donde nunca se lleva los halagos individuales pero que resulta vital en el juego de ambos conjuntos. La centrocampista balear aprovechó un pase de Athenea para poner el segundo en el electrónico y abrillantar la historia para España.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios