Baloncesto: WNBA

El sueño que nació en La Paterna

04/07/2018

Leticia Romero y Astou Ndour, canteranas del Spar Gran Canaria, protagonizaron ayer un momento histórico tras ser la primera ocasión que se enfrentaban en la WNBA, la mejor liga del mundo. La base isleña del Dallas Wings se impuso a la pívot senegalesa del Chicago Sky por un contundente 108-85.

Un deseo hecho realidad. Una noche mágica para el baloncesto español y canario. La base agüimense Leticia Romero y la pívot senegalesa Astou Ndour, ambas de 23 años, cumplieron ayer el sueño que tantas veces comentaron durante los años que aprendieron y crecieron bajo la supervisión de Domingo Díaz, Begoña Santana y su equipo de entrenadores y entrenadoras en el pabellón de La Paterna. Las canteranas del Spar Gran Canaria coincidieron en una cancha de la Liga WNBA estadounidense, la mejor competición del mundo, en el encuentro que enfrentó a las franquicias Dallas Wings de Romero y Chicago Sky de Ndour, con victoria para el equipo de la directora de juego grancanaria por un contundente 108-85.

Pero más allá del resultado, la historia se citó con ellas porque protagonizaron un momento inolvidable al ser la primera ocasión que dos jugadoras formadas en Gran Canaria compitieron en la mejor liga del mundo. El pabellón College Park Center de Arlington, en el estado de Texas, albergó un duelo en el que la base isleña aportó dos puntos, un rebote y dos asistencias en los seis minutos que estuvo en la pista, mientras que la interior africana sumó un punto y dos rebotes en los cuatro minutos que jugó, contemplando como Elizabeth Cambage, con 37 puntos y diez rebotes, y Skylar Diggins-Smith, con 20 puntos, decidieron para el cuadro dirigido por Fred Williams y llevaron la alegría a una escuadra local que ya suma ocho triunfos, poniendo dos de por medio respecto a su rival.

Amigas y compañeras inseparables desde que la jugadora de Dakar aterrizó en la isla con 14 años, para coleccionar instantes y galardones en todas las categorías de formación del Spar Gran Canaria y del combinado nacional, Ndour, que posee una medalla de bronce en el Campeonato de Europa de Hungría y Rumanía en 2015 y una plata en los Juegos Olímpicos de Río en 2016, tras recibir la nacionalidad española por carta de naturaleza en 2011, fue escogida en el puesto 16 -la mejor posición de una española- de la segunda ronda del draft en 2014 por la franquicia de San Antonio Silver Stars y Leticia Romero, que comparte los mismos éxitos y añade una plata en el Campeonato del Mundo de Turquía en 2014 y un oro en el Campeonato de Europa de la República Checa el pasado año, fue elegida por Connecticut Sun en el puesto 16 del draft del pasado año, igualando la posición de Ndour y llevando el baloncesto canario a cotas que nunca antes había imaginado.

Formaron una pareja temible durante años y dominaron porque se entendían en la cancha con solo una mirada. Tantos entrenamientos y partidos que propiciaron que se estén codeando con las mejores jugadoras del mundo, exhibiendo su enorme talento.

Tras alcanzar las semifinales de la Liga Femenina con el Spar Gran Canaria en la temporada 2013-2104, en una campaña para recordar en la que obtuvo el MVP tras promediar 16.8 puntos y 13.1 rebotes por compromiso, Astou Ndour pisó el acelerador en su carrera, pero nunca olvida que todo empezó en el pabellón de La Paterna. Un sueño que compartió con Leticia Romero y unos colores que muestran con orgullo en Estados Unidos.

«El encuentro con Leti fue especial porque me vinieron a la cabeza muchos momentos vividos en campeonatos de España o entrenamientos en La Paterna. No ha sido fácil llegar hasta aquí y hemos tenido caminos diferentes desde que salimos de Gran Canaria, pero, al final, ya ves... hasta salimos en el mismo número del draft», relata la pívot senegalesa del Chicago Sky.

La canterana del Spar Gran Canaria reconoce que «me emocioné mucho, pudimos hablar un rato y ahora toca esperar hasta el 20 de julio, que ella vendrá a jugar aquí, en Chicago. Realmente ha sido un momento increíble».