Baloncesto: WNBA

Un duelo WNBA con sabor amarillo

02/07/2018

Las jugadoras canteranas del Spar Gran Canaria Leticia Romero y Astou Ndour se miden esta madrugada por primera vez en la mejor liga del mundo. La base agüimense del Dallas Wings y la pívot senegalesa del Chicago Sky prosiguen haciendo historia y vivirán una jornada inolvidable.

Elegidas para triunfar. Las canteranas del Spar Gran Canaria Leticia Romero y Astou Ndour protagonizan dos carreras meteóricas que han desembocado en la WNBA, donde llegaron tras ser escogidas en la misma posición en el draft y tras acumular éxitos en las categorías de formación de la entidad amarilla y de la selección nacional, junto a experiencias en otros clubes nacionales y europeos. La base agüimense del Dallas Wings, de 23 años, y la pívot senegalesa del Chicago Sky, también de 23, se enfrentarán esta madrugada por primera ocasión en la mejor liga del mundo, en el College Park Center de Arlington, en el estado de Texas.

Ndour, quien fue elegida en el puesto 16 -la mejor posición de una española- en 2014 por la franquicia de San Antonio Silver Stars, un aspecto que no habían logrado referentes en el baloncesto femenino nacional como Amaya Valdemoro o Alba Torrens, tras alcanzar las semifinales de la Liga Femenina con el Spar Gran Canaria y obtener el MVP después de promediar 16.8 puntos y 13.1 rebotes por partido, ha disputado 12 partidos en la presente edición de la WNBA con Chicago Sky, que ocupa la novena plaza con un balance de seis victorias y diez derrotas, firmando la interior africana 6.4 puntos y 3.8 rebotes en los 17 minutos que disputa de media por duelo. Ndour se ha erigido en una pieza clave en el juego interior del plantel entrenado por Amber Stocks.

Por su parte, Romero, quien debutó el pasado 15 de junio tras aportar dos rebotes y dos asistencias en los 17 minutos que jugó en el triunfo ante Las Vegas Aces por 77-67, fue escogida por Connecticut Sun en el puesto 16 del draft del pasado año, igualando la posición de Astou Ndour y escribiendo una nueva página gloriosa en el deporte español. La jugadora agüimense del Dallas Wings, que ocupa la séptima plaza con una balance de siete victorias y ocho tropiezos, ha jugado seis compromisos en la élite del baloncesto mundial para firmar 2.2 puntos y 1.3 asistencias en los ocho minutos que disputa por encuentro a las órdenes del técnico Fred Williams.

Dos talentos criados en Gran Canaria, con un corazón amarillo que lucen en cualquier rincón que visitan merced a este deporte, con un presente en el que pueden presumir de que formaron parte de un equipo para el recuerdo que obtuvo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 y con un futuro de vértigo para continuar creciendo entre las mejores jugadoras del mundo.

Una relación «muy especial»

Astou Ndour disfrutó del debut de su amiga Leticia Romero en la WNBA el pasado 15 de junio, cuando sumó dos rebotes y dos asistencias en la victoria ante Las Vegas por 77-67. «Me produjo una alegría tremenda porque conozco esa sensación. Con ella es algo especial porque compartimos muchas cosas en Gran Canaria siendo niñas, y ver qué ahora jugamos juntas en la mejor liga del mundo es increíble, algo que no podíamos imaginar. Enfrentarnos será muy especial», afirma la interior senegalesa.

Díaz: «Ya se veía venir desde pequeñas que eran dos diamantes en bruto»

El presidente del Club Baloncesto Islas Canarias Spar Gran Canaria, Domingo Díaz, asegura que la presencia de las canteranas Leticia Romero y Astou Ndour en la WNBA, la mejor liga de baloncesto del mundo, supone «una gran satisfacción, el hecho de que dos jugadoras formadas aquí y, que fueron en innumerables ocasiones campeonas de España en las categorías infantil, cadete y júnior, se lleguen a enfrentar en la WNBA, la liga más fuerte del mundo, significa que las dos han podido llegar y, al mismo tiempo, se trata de un espejo en el que mirarse las cerca de 300 niñas que pasan cada año por nuestro club».

El máximo responsable institucional de una entidad fundada en 1980 y que puede presumir de contar en sus vitrinas con la edición de 1999 de la Copa de Europa Liliana Ronchetti, junto a dos entorchados de la Copa de la Reina (1998-1999 en Jaén y 1999-2000 en Valencia) manifiesta que «desde que llegó Astou ya fueron campeonas de España cadete en Lanzarote, fue un año tras otro plagado de éxitos, luego Leticia decidió formarse en un universidad americana (Kansas el primer año y luego Florida State) y ya solo se veían en la selección nacional, donde también ganaron medallas. Ya es el cuarto año de Astou como profesional y tercero en la WNBA, mientras que es el primero de Leticia como profesional y también en la WNBA. Espero que cuando terminen tengan la posibilidad de ser preseleccionadas para ir al Mundial en Tenerife».

Romero debutó con 15 años en el primer equipo del Spar Gran Canaria y, a los 17, ya era la mejor directora de juego de la Liga Femenina, mientras que Ndour aterrizó en la isla con tan solo 14 años y obtuvo el MVP de la competición doméstica en la temporada 2013-2014.

«Ya se veía venir desde pequeñas que eran dos diamantes en bruto, por los que el club apostó, aunque no la isla. En mi debe está no haber sabido convencer a las autoridades deportivas del momento de que el futuro del baloncesto femenino podía estar en ellas dos y que se hubiese apostado, pero, a nivel individual, ellas han triunfado, que es lo más importante para nosotros. Espero no morirme sin que vuelvan a casa», resalta Domingo Díaz.

Asimismo, el dirigente isleño recuerda con cariño la medalla de plata que consiguieron con España en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, en Brasil. «Nos llenó de satisfacción que las tres -también estaba la grancanaria Leonor Rodríguez- hicieran historia», finaliza.