Alberto Moleiro en una acción ofensiva durante el partido de este domingo ante el Alcorcón. / efe

La UD pone la primera piedra

Viera y Rober anotan los goles en Alcorcón (0-2) que permiten al equipo depender de sí mismo para jugar la promoción de ascenso

Alcorcón

La UD Las Palmas sumó en Alcorcón los tres primeros puntos de los nueve que le hacen falta para certificar su presencia en la fase de ascenso. Colocó la primera piedra sin alardes, pero con oficio. El esfuerzo de los jugadores se merecen el premio mayor en esta Liga por lo mucho que ha costado llegar hasta aquí tras aquella aciaga tarde frente al Girona. Y eso que al conjunto de García Pimienta le costó descifrar el partido que le planteó el Alcorcón en el inicio. Pero apareció la bota mágica de Jonathan Viera para marcar de falta directa el tanto inaugural del partido (m. 20). Era el primer gol a balón parado del futbolista que riega de creatividad y sencillez el juego de un equipo que sigue creciendo a pasos agigantados.

A partir de aquí, Las Palmas moldeó el partido a su antojo. El equipo amarillo, siempre guiado por un gran Jonathan Viera, resolvía pronto la ecuación del marcador y deshinchaba la presión de un comienzo de partido impreciso. En frente, un rival lleno de orgullo y dispuesto a vender cara su derrota. En las gradas, el amarillo canario se camuflaba entre el amarillo alfarero.

Los gritos de ¡pío pío! motivaban a los futbolistas grancanarios, sabedores de la importancia de los tres puntos. Casi un millar de seguidores isleños no quisieron faltar a tan importante cita en el estadio de Santo Domingo, campo maldito para la UD en sus anteriores ocho visitas. El gol del capitán amarillo enriqueció las ganas del equipo de querer ir a por más. Los futbolistas como él aparecen siempre en los grandes momentos. Y este lo era.

El entrenador barcelonés García Pimienta apostó por la experiencia de Ale Díez para resolver una de las incógnitas en el once titular del equipo: el lateral derecho. La baja por sanción de Álvaro Lemos había sembrado muchas dudas. Aunque se manejó la posibilidad de hacer debutar a David Vicente, joven zaguero que viene apretando fuerte desde los equipo de base, se impuso una vez más el sentido común. A Eric Curbelo prefirió no moverlo del centro de la defensa para cubrir la espalda de Raúl Navas. En el lateral zurdo si estaba claro que Benito Ramírez sería el recambio de Sergi Cardona. Le dio músculo Mfulu al centro del campo de la UD Las Palmas. Era un partido que había que empezar a ganar desde las trincheras.

Se soltó en ataque el cuadro canario y puso pausa a cada acción de juego. No había motivos para la precipitación. El Alcorcón siguió a su ritmo, pero se veía inferior . Antes del descanso un buen disparo de Kirian los despejó con apuros el portero Jesús. En el 37, una jugada individual de Alberto Moleiro, que regateó a cuántos contrarios le salían al paso, acabó en saque de equina, por la mano del meta alfarero se estiró lo suficiente.

Tras el paso por los vestuarios, el Alcorcón salió combativo y jugó algo más en campo de Las Palmas, muy seria en defensa y cuidando cada detalle de un partido que con el 0-1 seguía en el alambre. El partido estaba para insistir en las contras. En una de tantas, en el 53, Sadiku tuvo el 0-2, pero le dio más potencia que colocación a su tiro que el portero Jesús envió a córner.

Luego Valles se lució a testarazo de Zarfino y, con el tiempo cumplido , Rober certificó el triunfo con un 0-2 que sabe a gloria.

Ficha técnica:

Alcorcón: Jesús; Rivas, Calero, David Fernández, Laure (Forniés, min. 62), Olabe, Zarfino, Mula (Borja Valle, min. 62), Valencia (José Carlos, 84), Fraile (Arribas, min. 62) y Apeh (Israel, min. 84)

UD Las Palmas: Valles; Ale Díez, Eric Curbelo, Raúl Navas, Benito Ramírez, Mfulu, Kirian, Jonathan Viera, Jesé (Rober, min. 65), Moleiro (Fabio, min. 80) y Sadiku (Mesa, min. 80)

Goles: 0-1, m. 20: Jonathan Viera. 0-2, m. 90: Rober.

Árbitro: Iosu Galech (comité navarro). Tarjetas amarillas al local Apeh y Jesé por parte de la UD Las Palmas.

Incidencias: Partido disputado en el Municipal de Santo Diomingo con nutrida presencia de seguidores de la UD Las Palmas en las gradas.