Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 21 de julio
Peñaranda, durante el entrenamiento de este jueves en Barranco Seco. ud las palmas
Cuentas claras para Zaragoza : «Nada de empates. Solo valen los tres puntos»

Cuentas claras para Zaragoza : «Nada de empates. Solo valen los tres puntos»

fútbol ·

La UD encara el encuentro de este sábado sabiendo que todo lo que no sea ganar seguirá complicando unas opciones de ascenso ya en el alambre

IGNACIO S. ACEDO

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 18 de febrero 2022, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La derrota del pasado domingo ante el Burgos, tan inesperada como decepcionante por las formas y rendimiento, ha devuelto las urgencias a la UD, hasta el punto de que el encuentro de este sábado en La Romareda frente al Zaragoza (15.00 horas) ha cobrado una importancia capital en la hoja de ruta. El equipo sigue bien posicionado en la lucha por entrar en la promoción de ascenso, pero ya se mueve en zona sinuosa porque está a nada de descolgarse de manera definitiva.

Tal y como pinta la clasificación, inalcanzables Eibar y Almería, a catorce y trece puntos respectivamente, y bien diferenciados Tenerife y Valladolid, con una renta de diez unidades, las opciones de acabar el campeonato regular entre los seis primeros se circunscriben a dar caza bien a la Ponferradina, cinco por arriba, o al Girona, con tres más. Y en esa carrera por recuperar el terreno perdido, a riesgo de que alguno de los que va por debajo se meta en la puja, a Las Palmas no le queda otra que comenzar a apilar triunfos.

De hecho, para esta jornada no se maneja otro discurso en vestuario y club. «Nada de empates. Solo valen los tres puntos», apuntan ya con el foco puesto en el pulso frente al conjunto aragonés. No es el Zaragoza un anfitrión temible, a la luz de sus números en casa (solo ha ganado dos de los trece encuentros disputados en su feudo), si bien esta debilidad manifiesta nada garantiza. Recuerdan como advertencia una experiencia reciente con nefastas consecuencias: el pasado 22 de enero la UD compareció en el campo de un Fuenlabrada que llevaba más de tres meses sin un triunfo y terminó imponiéndose (3-2), con despido de Pepe Mel como daño colateral.

Toca dar la mejor versión

De ahí que, sin excesos de ningún tipo y en la tensión competitiva que quiere García Pimienta, la UD encara este compromiso desde la responsabilidad de estar a la altura, lo que pasa por hacerse con la victoria por encima de todo. Así se lo ha hecho ver el entrenador a los futbolistas, consciente de que se hace más necesario que nunca recuperar la contundencia y la efectividad.

Dicen que los últimos días por Barranco Seco han estado marcados por el tono didáctico y optimista de Pimienta, quien se ha encargado de recordar la excelente respuesta que se dio en Cartagonova, dos jornadas atrás y cuando, en cierto paralelismo a la situación actual, se llegó en circunstancias similares de necesidad.

Se conoce el camino, pues, y la mentalización va a resultar crucial porque se espera un Zaragoza agresivo porque, en estos momentos, se está jugando ni más ni menos que la permanencia, a cuatro puntos de caer en los puestos de descenso. El rigor defensivo, sin excusas por mucho que vaya a faltar el sancionado Raúl Navas, y la pegada arriba, lo que viene a resumir en dominar las áreas, constituyen las premisas esenciales.

Y siendo el adversario un equipo de ida y vuelta, más dispuesto a lanzar ataques, con Narváez o Borja Sáinz como flechas, que a elaboraciones en la zona ancha, el dominio de la pelota y las atenciones a los espacios aparecen como aspectos innegociables para que cobre forma el asalto a La Romareda.

Con los matices obligatorios que ha de introducir en el once por las bajas, más algún que otro revulsivo necesario, con Peñaranda como uno de los argumentos novedosos que podrían darse para esta ocasión, en la UD se respiran ganas de revancha. Días duros luego de la última derrota y un Zaragoza que ya se llevó el botín del Gran Canaria en la primera vuelta inflaman. Pero no más que lo esencial, con el ascenso en el alambre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios