Tadej Pogacar, felicitado tras la 21ª y última etapa del Tour de 2020. / Reuters

Tour de Francia 2020

Pogacar, un 'niño' rodeado de veteranos experimentados del ciclismo

El UAE Emirates es el sucesor del desaparecido equipo italiano Lampre, uno de los más antiguos del pelotón

JEAN MONTOIS París

Si bien el esloveno Tadej Pogacar, que este domingo conquistó el Tour de Francia, está en el comienzo de su carrera, los dirigentes de su formación, el UAE Emirates, cuentan con una larga experiencia en el ciclismo, algunos triunfos y también escándalos.

Ningún caso de dopaje ha venido a ensuciar por ahora el ascenso de este equipo, uno de los más ricos del pelotón al contar con el apoyo de la potente aerolínea Emirates. En cuanto a Pogacar, que este lunes cumple 22 años y que ha ofrecido un rendimiento impensable en este Tour, nunca ha dado positivo en un test antidopaje.

El UAE Emirates es el sucesor del difunto equipo italiano Lampre, uno de los más antiguos del pelotón. Giuseppe Saronni, campeón del mundo en 1982 y durante mucho tiempo director deportivo del Lampre, figura en el organigrama del UAE Emirates, como consejero.

Integrante desde 2017 del WorldTour, la primera división del ciclismo mundial, el UAE Emirates cuenta en su 'staff' con dos antiguos responsables de la formación Saunier Duval, el suizo Mauro Gianetti (56 años) y el español Joxean Fernández 'Matxin' (49 años).

Sombras del pasado

Pogacar era apenas un niño cuando este equipo provocó un escándalo en el Tour de 2008. La foto del corredor italiano Riccardo Ricco, rodeado por gendarmes y expulsado de la carrera tras un positivo por EPO, dio la vuelta al mundo.

Dos de sus compañeros, el italiano Leonardo Piepoli y el español Juan José Cobo, también fueron 'cazados'. El caso de Cobo, desposeído tiempo después de su victoria en la Vuelta 2011 en beneficio del británico Chris Froome, se arrastró durante uno saños.

Desde 2017, el UAE ha fichado corredores de perfiles muy diferentes, desde un 'todoterreno' como el irlandés Dan Martin, con una reputación inmaculada en materia antidopaje, al italiano Fabio Aru, exvencedor de la Vuelta, o el sprinter noruego Alexander Kristoff.

En este Tour, en cambio, Pogacar se ha encontrado solo en muchos finales de etapa frente a la armada Jumbo de su principal rival y compatriota Primoz Roglic. Sobre todo tras el abandono de dos de los corredores que debían (junto a Polanc y De la Cruz) apoyarle en la montaña, los italianos Aru y Davide Formolo. Pero el maillot amarillo demostró, pese a esta solitud, desenvolverse muy bien en la carrera.