Reto mayúsculo del Granca en Europa

El capitán amarillo dirigió a la perfección para obtener el noveno triunfo liguero ante el RETAbet Bilbao y, sin tiempo para disfrutar, jugará mañana ante el Darussafaka turco el primero de los cuatro partidos consecutivos a domicilio. El liderato de la Eurocopa estará en juego en Estambul.

El Herbalife Gran Canaria vuelve a la carretera tras dos victorias consecutivas ante el Alba Berlín alemán y el RETAbet Bilbao Basket en la Eurocopa y en la Liga Endesa, respectivamente. El calendario no da tregua y el combinado entrenado por Luis Casimiro disputará mañana (17.00 horas) ante el potente Darussafaka turco el primero de los cuatros compromisos que afrontará de forma consecutiva lejos del Gran Canaria Arena.

«Será un partido difícil y más en su pista. El Darussafaka ganó en la cancha del Galatasaray en la primera jornada y, en teoría, es el rival más complicado del grupo. Se trata de un equipo muy atlético, que corre mucho, es una de las mejores defensas de la Eurocup y rotan muchas posiciones», analiza el director de juego catalán Albert Oliver.

El capitán claretiano destaca el nivel del base del equipo otomano Scottie Wilbekin, designado como MVP de la fase regular del torneo continental. «Está jugando a un gran nivel, ya lo hizo en la Euroliga la pasada campaña y cada vez está más asentado. Intentaremos limitarlo y que no se sienta cómodo», comenta.

Asimismo, el jugador de Terrassa, quien cumple su quinta campaña en la isla, valora la trayectoria en los banquillos del preparador israelí-estadounidense David Blatt. «Lleva muchos años en grandes equipos y fue campeón de la Euroliga, No fue campeón de la NBA porque llegó a la final con muchos lesionados. También fue campeón de Europa con Rusia. Tácticamente es muy bueno», afirma.

Oliver, quien firmó 11 puntos, cuatro rebotes, nueve asistencias y 19 de valoración en la victoria ante el RETABet Bilbao Basket de Veljko Mrsic en la última fecha de la fase regular de la máxima competición nacional, tras perderse el derbi ante el Iberostar Tenerife por una distensión a nivel de los aductores de la cadera derecha, relata que «estoy contento por volver tras la lesión. Me perdí el partido en Tenerife porque no podía por desgracia, así que me encontré mejor ante el Alba Berlín, pero algo cargado en el aductor. Ya me siento mucho mejor y satisfecho porque las cosas salieron bien».

«Teníamos claro que sería duro, puesto que ningún partido es fácil en esta Liga. Llegaban tras ganar al Unicaja en Bilbao y tuvieron toda la semana para preparar el partido con el nuevo entrenador. La dificultad es evidente, por ejemplo el San Pablo ganó en Andorra», argumenta.

Sobre las opciones del Granca de ser cabeza de serie en la Copa del Rey a falta de dos jornadas para la conclusión de la primera vuelta, Oliver cree que «es complicado, incluso ganando los dos podríamos quedarnos fuera de los cuatro primeros».

«Hay que pensar en seguir ganando partidos, estar ahí arriba, sin descolgarnos, ir partido a partido y ya veremos cuando acabe la primera vuelta dónde acabamos», finaliza.