Pepe Moriana y John Shurna, el pasado martes en el Gran Canaria Arena. / cober

«No sé quién le enseñó esa mecánica de tiro, pero las mete»

Pepe Moriana, fundador y leyenda del Granca, entregará la décima edición del premio que lleva su nombre este domingo a John Shurna

ÓLIVER SUÁREZ Las Palmas de Gran Canaria

John Shurna, premio CANARIAS7-Pepe Moriana Santisteban 2022. Liderazgo, corazón, talento y compromiso al servicio del colectivo. Un jugador de equipo con mayúsculas, símbolo para una afición que idolatra al interior norteamericano para coger el testigo de grandes nombres de la historia del Gran Canaria.

John Shurna, de 32 años, 2.04 metros de altura y que cumple su tercera campaña en la isla, recibirá el galardón que lo acredita como mejor jugador del curso para los aficionados este domingo, a partir de las 12.00 horas, en los prolegómenos del compromiso liguero frente al Valencia Basket en el recinto de Siete Palmas.

El ala-pívot de Illinois -361 votos- superó en las votaciones al exterior canadiense Dylan Ennis -342- y al director de juego francés Andrew Albicy -195- tras realizarse un periodo para elegir en la web www.canarias7.es entre los tres jugadores seleccionados después de las realizadas en un primer momento por 15 medios de comunicación que cubren la actualidad del club claretiano.

El fundador, jugador, entrenador y presidente del Club Baloncesto Gran Canaria, Pepe Moriana, quien entregará el premio junto al director general de Inforcasa, empresa editora de CANARIAS7, Matías García, pudo conocer a John Shurna días antes de saltar al parqué de cara a un nuevo premio que lleva su nombre.

Complicidad mutua

« Tengo el honor de entregarle el premio a un encanto de persona, lo conozco cómo juega y deportivamente... Me gustaría saber quién le enseñó esa mecánica de tiro -es muy curiosa-, pero las mete. Será un placer entregarle el premio», manifestó Pepe Moriana con complicidad ante la sonrisa de un jugador norteamericano que escuchaba atentamente y se lanzaba a hablar español.

«Creo que la elección popular es interesante, y eso hace que se compartan muchas cosas. Al club hay que entenderlo, el Gran Canaria no es de un señor que viene de afuera ni de un señor de aquí ni de un señor que tenga influencia o que sea más alto o más bajo... El club es de la isla. Esa fue la idea de cuando se le cambió el nombre y se le puso Gran Canaria, que el club fuera de la isla, de que cada uno de los isleños tenemos una parte chiquitita en esa propiedad», reivindica Moriana.

El fundador, jugador, entrenador y presidente del Club Baloncesto Gran Canaria incidió en que «entonces, al ser una elección así, no cabe duda de que te sientes orgulloso de que no sea una cosa selecta de alguien que elige sino que sea más generalista».

«Lleva tres años y ya digo que en el trato es un encanto. Se ve que es un baloncestista nato, que comparte porque el baloncesto es compartir. Tiene la simpatía del aficionado, que me gustaría que viniera más gente a la cancha porque no hay derecho que todo el esfuerzo que se ha hecho durante tantos años, que no se ve compensado por esas cosas que tiene que haber. Ese equilibrio entre equipo y afición, pero bueno las cosas son así y la historia es así», asegura Moriana.

Palmarés

Shurna, quien superó una neumonía bilateral a mediados del pasado mes de enero tras complicarse la recuperación de la covid-19, inscribe su nombre en una lista con ilustres del club amarillo como Spencer Nelson (2013), Tomás Bellas (2014), Edy Tavares (2015), Albert Oliver (2016), Kyle Kuric (2017), Eulis Báez (2018), Xavi Rabaseda (2019) y Víctor García (2021). Asimismo, se reconoció la trayectoria, del SPAR Gran Canaria en 2020.

«Es un gran honor estar al lado de esos jugadores porque son grandes jugadores, pero también grandes personas. Representaron al más alto nivel al club y a la isla», comenta Shurna.

Su rostro refleja felicidad al conocer que es un galardón que deciden los aficionados en la web de este periódico entre los tres escogidos por los medios.

«El hecho de ganar este trofeo es genial y agradezco el apoyo de los aficionados. Trabajo muy duro para representar a la isla de la mejor manera. Lo doy todo para que estén contentos», apunta.

Shurna confiesa que «cuando llegué hace años nunca pensé ganar un trofeo así. Estoy orgulloso de pertenecer a este club y a la isla, me gustaría que me recordaran como alguien que lo dio todo y que siente el club».

Sobre la recta final en la competición doméstica, señala que «tenemos que seguir luchando hasta el final tras unos últimos partido muy duros».