Eliminado pero con honor (92-99)

08/06/2018

Pese al titánico esfuerzo en vanguardia de los amarillos, el Herbalife terminó claudicando ante el vigente campeón continental, el Real Madrid de Doncic, Tavares, Ayón, Carroll... Pero la eliminación no empaña ni un solo ápice de una temporada que ya es histórica para los claretianos.

Como un axioma de nuevo cuño, el Herbalife sacó su mejor inventario ofensivo para sellar un primer cuarto de guarismos altos, obligando al Madrid a tomar un ritmo alto tanto en la zona como en el perímetro.

Rabaseda, con 7 puntos, y Oliver con otros 6, catapultaron a los isleños, si bien un repunte blanco capitalizada por Llull con dos triples consecutivos permitió a los visitantes tomar oxígeno y cerrar el asalto inicial con un ajustado 27-25.

A continuación, Rudy compartió galones en la plantilla blanca, erosionando la trinchera insular en momentos claves del segundo periodo. Mientras tanto, Báez y Felipe Reyes se deshacían en cuitas espontáneas sobre la pintura, sacando petróleo el dominicano con 12 puntos antes del descanso.

Por su parte, Oliver exprimía su veteranía para secundar la batería exterior del Herbalife (10 tantos y 3 asistencias), destilando su clase en su tramo de partido en el que los de Luis Casimiro llegaron a ponerse con una ventaja de cuatro puntos (32-28).

Sin embargo, la reacción de los pupilos de Pablo Laso no se hizo esperar. De nuevo la dupla Llull-Rudy volvía a la carga, sellando un más que elocuente 37-41 a poco más de cinco minutos para el descanso.

Cargando reproductor ...

Por fortuna para los grancanarios, la mejor versión de Pasecniks -algo poco usual en los últimos encuentros- hizo acto de presencia para provocar el último arreón amarillo, rubricando en el electrónico el 50-50 con el que ambos se fueron a los vestuarios.

En la reanudación, ‘outsiders’ como Carroll, recuperado tras un primer cuarto para olvidar, y Tavares comenzaron a protaognizar la hemorragia anotadora que el Herbalife se veía incapaz de cicatrizar con el paso de los minutos. Con Eriksson aún desconectado del partido, el Madrid se iba 71-79 antes de iniciar el último cuarto.

En el asalto final, los capitalinos volvieron a estirar el chicle, alcanzando ventajas de hasta 10 puntos. En cualquier caso, el Gran Canaria no estaba dispuesto, ni mucho menos, a entegar la cuchara tan pronto. De nuevo un pluscuamperfecto Báez (17 puntos), secundado por la polivalencia de Aguilar (15), consiguieron minimizar la derrama a solo dos puntos a menos de un minuto para la conclusión (92-94).

Al final, resultó ser un espejismo. Un inesperado triple de Taylor -que solo había anotado dos puntos hasta el momento- terminó por sentenciar la contienda, dando por finalizada la épica del conjunto insular que, sin embargo, disfrutará ahora de las mieles de la Euroliga tras una temporada histórica.