Borrar
Salvó celebra una canasta abrazado por Albicy y con Happ de testigo cercano. CB Gran Canaria
Desafío en el Martín Carpena ante un Unicaja embalado

Desafío en el Martín Carpena ante un Unicaja embalado

Baloncesto ·

El Granca se presenta este sábado (17.00 horas) en Málaga con viento de cola tras sus últimos resultados y retando a un grande al que ya doblegó allá por octubre

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 12 de enero 2024, 14:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Vive tiempos felices el Dreamland Gran Canaria, capaz de reinventarse tras su triunfal campaña pasada y que en la actual galopa a lomos de objetivos cumplidos.Estará en la Copa del Rey, y con la guinda de ser cabeza de serie, y, hasta el momento, compatibiliza a la perfección competición doméstica con el escaparate continental de la Eurocup en la que defiende título.

Enorme el nivel que no negocian Jaka Lakovic y sus hombres, ahora dispuestos a hacer saltar la banca en el Martín Carpena ante el único equipo que ha sido capaz de hacer terrenal al Madrid en la ACB. El Unicaja, anfitrión siempre acreditado, llega a la cita luciendo una carta de presentación exclusiva de trece triunfos consecutivos. Los pronósticos se decantan solos ante la temible inercia malagueña, si bien un ejercicio de memoria nivela, y tanto, predicciones. A saber: la última vez que el Unicaja dobló la rodilla fue, precisamente, ante el Gran Canaria, allá por octubre, y en el Arena (76-69). Desde entonces, nadie le tose en la Liga Endesa a los muchachos de Ibon Navarro, actuales campeones de la Copa, por cierto.

Partido grande en el que no renuncia a nada un Granca cargado de kilómetros, porque no es que Lituania quede a la vuelta de la esquina, pero, también, lleno de energía. Nada mejor que ganar, ganar y ganar para relativizar sudores y esfuerzos. Y así se escribe el día a día del conjunto claretiano, fiabilísimo en estos momentos y, no lo duden, capaz de discutir el encuentro.

En un equipo que se escribe en clave colectiva, imposible abstraerse del vuelo que llevan Brussino y Happ, enormes en la última exhibición europea y con ganas de más. Necesita el Granca estos raptos compulsivos de anotadores a los que el aro se les hace gigante cuando andan inspirados y que le den continuidad ahora que toca retar a un grande.

«Tenemos que jugar todos los partidos que quedan como si fueran finales», ha pedido Lakovic, consciente de que ya llegan las curvas definitorias. Málaga, donde dentro de poco se escribirán los sueños coperos, es la primera estación de este ambicioso esprint.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios