Jugadores de la selecciones de España y Ucrania guardan un minuto de silencio en protesta ante el ataque de Rusia a su vecino. / Rafa Alcaide (Efe)

Guerra en el este

La FIBA también excluye a Rusia de sus competiciones

La selección rusa no seguirá participando por el momento en las Ventanas para el Mundial de 2023 y queda en el alero su presencia en el Eurobasket de septiembre

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Sigue la cascada de medidas adoptadas por el mundo del deporte contra Rusia a causa de la invasión de Ucrania. La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) ha anunciado este martes que los equipos y los árbitros rusos no podrán competir en sus torneos hasta nuevo aviso. Esto significa que mientras persista la agresión contra su país vecino, la selección rusa no seguirá participando en las Ventanas clasificatorias para el Mundial de 2023, que organizarán conjuntamente Filipinas, Japón e Indonesia.

La FIBA ya había aplazado el partido que tenía que disputar el combinado que entrena el serbio Zoran Lukić el pasado domingo ante los Países Bajos, al igual que el encuentro que debía medir a Bielorrusia, país aliado de Putin en su ofensiva, con el Reino Unido este lunes.

En el alero queda la participación de Rusia en el Eurobasket masculino que se disputará entre el 1 y el 18 de septiembre en Alemania, República Checa, Georgia e Italia. Durante el sorteo que se celebró el 29 de abril de 2021, Rusia quedó encuadrada en el Grupo A, del que también forman parte España, Turquía, Georgia, Bélgica y Bulgaria.

La medida adoptada por la FIBA, en consonancia con el llamamiento efectuado el lunes por el Comité Olímpico Internacional (COI) para que se cierren las puertas de todo tipo de competiciones a los equipos y deportistas rusos, no afectará en la práctica a la presente edición de la Champions de baloncesto, puesto que el único representante ruso en el torneo, el Nizhny Novgorod, quedó apeado en la fase de grupos.

Los equipos rusos de baloncesto también fueron suspendidos este lunes de las principales competiciones europeas. La Euroliga decidió que el CSKA de Moscú, el Zenit de San Petersburgo y el Unics Kazán, los tres representantes en la máxima competición continental, y el Lokomotiv Kuban de Krasnodar, que participa en la Eurocup, no vuelvan a disputar más encuentros como consecuencia de la invasión rusa en Ucrania y, «en caso de que la situación no evolucione favorablemente, todos los partidos de la temporada regular contra equipos rusos serán anulados para configurar la clasificación de las ligas».

La FIBA, que «condena categóricamente la violencia y desea que la paz impere urgentemente», comunicará próximas decisiones en la reunión del Comité Ejecutivo que tendrá lugar el 25 de marzo y también en los próximos días por parte de los órganos de la zona europea de FIBA.

Adidas rompe con la Federación Rusa de Fútbol

Las represalias contra Rusia alcanzan también a los acuerdos de patrocinio de numerosas empresas. Adidas ha roto su vínculo con la Federación Rusa de Fútbol a causa de la agresión a Ucrania. «Adidas suspende con efecto inmediato su patrocinio con la Federación Rusa de Fútbol», explicó este martes el fabricante de ropa deportiva.

Un día antes, la UEFA clausuró el contrato de patrocinio con el gigante gasístico Gazprom que alcanzaba a la Liga de Campeones, las competiciones internacionales organizadas por la máxima instancia del fútbol europeo, así como la Eurocopa 2024. Mientras tanto, la FIFA excluyó a Rusia de la repesca para el Mundial de Catar.

De igual forma, el fabricante de bicicletas Look dejará de respaldar al equipo ruso Gazprom-RusVelo, miembro de la UCI Pro Team, la segunda división del ciclismo en ruta masculino.

Rusia, con Daniil Medvedev y Andrey Rublev a la cabeza, celebra su victoria en la última edición de la Copa Davis. / Óscar del Pozo (Afp)

Rusia y Bielorrusia, expulsadas de la Davis

El cerco sobre Rusia también se estrecha en el mundo del tenis. La Federación Internacional de Tenis (ITF) ha expulsado a ese país y a Bielorrusia de las competiciones por equipos que organiza. De esta forma, ni el estado que ha invadido Ucrania ni su estrecho aliado podrán participar en la Copa Davis ni en la Billie Jean Cup.

Se da la circunstancia de que Rusia es la vigente campeona de ambas competiciones. El combinado masculino conquistó la Copa Davis el pasado mes de diciembre en Madrid, tras batir a Croacia en la final. Por su parte, el equipo femenino doblegó a Suiza en la ronda decisiva de la antigua Copa Federación.

«La ITF condena la invasión rusa de Ucrania y la ayuda que ha recibido por parte de Bielorrusia. Además de cancelar todos los eventos de la ITF en esos países, la directiva de la ITF ha confirmado la inmediata suspensión de la federación rusa y de la federación bielorrusa de su licencia como miembro de la ITF y su participación en cualquier evento internacional», señala el comunicado de la Federación Internacional de Tenis.

Los jugadores rusos y bielorrusos podrán seguir disputando los torneos de la ATP y la WTA, aunque tendrán que hacerlo sin lucir los colores de su bandera ni el nombre de su país.