Un fotograma de la película. / C7

Tríptico sobre la sexualidad y la violencia

Cruz debuta tras las cámaras con ejercicio de cine austero pero con una poderosa narrativa sobre el papel de la mujer indígena en esa región de México

David Ojeda
DAVID OJEDA

La sierra Mixteca, también conocida como Nudo, es un terreno volcánico situado al suroeste de México entre los estados de Puebla y de Oaxaca, en el que se datan algunas de las referencias más antiguas de la población del país pero en la que se da una agresiva carencia de recursos naturales. En ese espacio temporal la realizadora debutante Ángeles Cruz, actriz procedente de la zona, ha rodado su estreno tras las cámaras 'Nudo Mixteco'. Un tríptico de sexo y violencia que bordea la denuncia social sin estridencias y con la mujer como voz narrativa.

'Nudo Mixteco' es un película áspera. Sin filtros. En la que la realizadora minimaliza los contornos y fija la cámara en la historia de tres mujeres indígenas, su relación con la sexualidad y la violencia con la que conviven a través de ellos. El rechazo, la posesión y el abuso conforman los tres relatos que nutren la cinta y que se identifican entre ellos en algunos momentos del metraje.

Tres historias que se cruzan y que de alguna forma amplían la perspectiva de su denuncia añadiendo otros elementos significativos de la zona sobre la que sucede la historia, como la migración al norte para la búsqueda de un sustento.

El pasado sábado, en una de sus intervenciones en el marco del Festival, David Trueba afirmaba que había una serie de problemas perennes en la historia de la humanidad que necesitaban ser contados de una manera neutral, situando el objeto en el centro y sin servir las conclusiones ya cocinadas.

Eso lo muestra muy bien Cruz en el relato de esas tres mujeres indígenas enfrentadas a los rigores de una cosificación ascentral.

En la primera idea una mujer lesbiana vuelve al pueblo al entierro de su madre. Su padre la rechaza y ella trata de romper con ese vínculo intentando que su amante de toda la vida acceda a partir con ella. En la segunda Chabela ha rehecho su vida después de que Esteban, su marido, se marchara tres años antes para buscarse la vida en el norte. Un día, sin aviso, este vuelve y al verla vivir con otro hombre convoca una asamblea en el pueblo para que la juzguen entendiendo que más que una esposa es una posesión. Cierra el tríptico Toña, que también ha dejado el pueblo para buscarse la vida en un mercado urbano. Atrás deja a su hija a cargo de su madre y cerca de su tío, que la violó cuando era niña. Cuando se da cuenta de que eso está sucediendo de nuevo con su pequeña regresa para buscar justicia mientras en su propia casa se trata de zanjar en silencio una situación terriblemente aceptada por su madre.

Todo ello se registra en un lenguaje seco y escueto en un entorno costumbrista. Las fiestas del pueblo de San Mateo se suceden mientras las historias se interrelacionan y la música de la banda municipal, que ameniza un baile o acompaña a un féretro al cementerio, permite situar el espectador su atención en ese marco austero y deprimido en el que ser mujer penaliza.

FICHA:

SECCIÓN OFICIAL

Película. 'Nudo Mixteco', 2020. México.

Dirección. Ángeles Cruz.

Guion. Ángeles Cruz.

Reparto. Noé Hernández, Aída López, Eileen Yáñez, Sonia Couoh, Myriam Bravo, Jorge Doal

Fotografía. Carlos Correa.

Música. Rubén Luengas.

Producción. Lola Ovando, Lucía Carreras, Víctor Velázquez.