Borrar
Traslado del cadáver de la víctima, el 1 de agosto de 2019. C7
Lanzarote

El Supremo ratifica la condena por matar a su jefe en Puerto del Carmen

Se mantiene la pena de 17 años de cárcel, al quedar rechazados todas las peticiones de la defensa. El crimen tuvo lugar el 1 de agosto de 2019

José R. Sánchez López

Tías

Lunes, 19 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El cocinero que el 1 de agosto de 2019 quitó la vida a su jefe en Puerto del Carmen deberá cumplir la pena impuesta inicialmente por la Audiencia Provincial de Las Palmas y confirmada por órganos superiores, una vez que el Tribunal Supremo ha decidido en contra en la casación pedida por la defensa. En sentencia del 7 de febrero comunicada a las partes se rechazan los tres supuestos esgrimidos para rebajar la condena.

El fallo decidido en Madrid, con el magistrado Andrés Martínez Arrieta en calidad de ponente, en media docena de páginas sostiene que no hubo dilación indebida durante la instrucción, tercero de los supuestos esgrimidos por la defensa para rebajar la condena de 17 años de prisión. No se entra a valorar la indemnizaicón a la familia de la víctima, establecida en 200.000 euros. El hombre asesinado estaba casado y contaba con tres hijos.

Sobre las facultades mentales del condenado se dice que «la afectación leve de las facultades intelectivas del acusado no permite la aplicación de una eximente incompleta que requeriría una afectación grave de dichas facultades y propiciaría de aplicación de medidas de seguridad al acusado».

Y en cuanto al supuesto sobre que el crimen fue la consecuencia de un mal ambiente laboral continuado, así como de la posible conculcación del principio de la presunción de inocencia, se añade que en el momento de los hechos el encartado dio evidencias de «una leve merma», de sus facultades, «que afectaba ligeramente a su capacidad global de comprensión de la realidad».

Costas, al recurrente

Así las cosas, en la sentencia se da por buena a decisión recurrida, determinada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en junio de 2023; que a su vez mantenía el pronunciamiento de la Audiencia Provincial, basada en la vista seguida en la capital grancanaria, con jurado popular, en diciembre de 2022. Y como añadido, el documento se remata imponiendo las costas del procedimiento al recurrente.

En el juicio, como CANARIAS7 contó, el procesado manifestó al tribunal que sufría problemas mentales. Entre ellos, amnesia disociativa, y que en esos días estaba al borde del suicidio, bastante «descontrolado» y llevaba tres meses sin tomar su medicación, si bien recalcó que «nunca planeó la muerte de Rachid», su jefe, ni esperó a que estuviera de espaldas para atacarle como se sostuvo por las acusaciones, aspecto básico en la sentencia.

El cocinero añadió que se encontraba en «en un momento extremo, de depresión y nervios». Le habían contratado hacía nueve meses para media jornada pero llegaba a trabajar hasta once horas al día, aseguró en la vista.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios