El mercado turístico irlandés, «predispuesto» a operar

«Vamos a poner todos nuestros esfuerzos», según el consejero Ángel Vázquez.

El mercado irlandés está «totalmente predispuesto a retomar las operaciones con Lanzarote en cuanto las circunstancias lo permitan», ya que «se está constatando que el interés por viajar a la isla ha aumentado de forma considerable», según dijo ayer el consejero insular de Turismo, Ángel Vázquez, tras haber contactado el jueves con el equipo de la Oficina Española de Turismo (OET) en Dublín, encabezado por el director, Rubén López.

«Se trata de una información estratégica de gran interés de cara a nuestra planificación promocional y de marketing, que además nos confirma el enorme cariño que sienten los turistas irlandeses por la isla, que ahora siguen mostrando más añoranza que nunca», dijo Ángel Vázquez. Hay que recordar que en 2019 por primera vez Irlanda, con 310.169 turistas, se convirtió en el segundo mercado internacional de Lanzarote, tras Reino Unido y desbancando a Alemania.

Los representantes de Turespaña en Dublín indicaron además que «la predisposición de las aerolíneas Aer Lingus y Ryanair para poner de nuevo en marcha su operativa es total y hay un enorme interés por comenzar la actividad turística y retomar la conectividad, particularmente con Lanzarote».

Por ello, durante el encuentro se acordó asimismo por todas las partes asistentes «iniciar los contactos pertinentes y aunar todos los esfuerzos posibles, desde diferentes ámbitos institucionales y sectoriales, para abordar la posibilidad de abrir un corredor aéreo específico entre Irlanda y Lanzarote, tal como se está empezando ya a barajar entre otros países y destinos. Dadas las buenas condiciones con las que en principio parte la isla, es una iniciativa que, aunque lógicamente depende de otros factores, merece la pena explorar y en la que vamos a poner todos nuestros esfuerzos», aseguró Ángel Vázquez.

Asimismo, se puso sobre la mesa el valor extraordinario que supone la variable de la confianza para un destino turístico como Lanzarote, máxime en tiempos de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, donde la seguridad se convierte en uno de los principales fundamentos que construye la reputación del destino. El equipo de la OET de Berlín aseguró en este sentido que a ello contribuye las características especiales de Lanzarote, derivadas de su propia insularidad, pero también las escasas cifras de contagios por coronavirus en la isla, que son percibidas por los turistas del país del trébol como un factor muy positivo.