efe

La lava sigue discurriendo por las coladas previas

El penacho volcánico llegó este martes a los 2.600 metros de altura y la columna va en dirección sur-suroeste.

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El director del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende y María José Blanco es la jefa del Centro Geofísico en Canarias del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y portavoz del comité científico han comparecido este martes para dar a conocer las últimas novedades de la erupción volcánica.

Blanco comenzó su comparecencia apuntando que «todos los centros de emisión llegaron a estar inactivos en algún momento desde el lunes por la mañana. Se han reactivado durante las últimas horas de forma intermitente». Se han producido varios derrumbes en el interior del cráter que se ha formado en relación a la nueva fisura eruptiva.

Blanco señaló que la lava discurre por coladas previas, salvo una que desborda ligeramente a la altura de Tajuya. La lava que discurre por la zona de Todoque sigue yendo por zonas ya previamente afectadas.

«Sigue incrementándose la sismicidad y localizándose en las mismas zonas. La máxima magnitud ha sido de uno de 4,2 registrado a las 10.54 a 13 kilómetros siendo el de mayor registrado en niveles medios desde el comienzo de la erupción», apuntó.

El penacho volcánico llegó este martes a los 2.600 metros de altura y la columna va en dirección sur-suroeste.

Morcuende volvió a r emarcar la necesidad de tomar las medidas que piden las autoridades sanitarias para evitar la propagación de la covid-19 durante esta crisis volcánica. Además insistió en que los visitantes a la zona de la erupción lleven alguna prenda identificativa para evitar accidentes sobre todo durante la noche.

« Seguimos teniendo muchísimos problemas en la zona sur del área restringuida con los gases. Acumulados en muchas de las edificaciones y de las vaguadas de esta zona sur. Durante toda la noche ha habido un alto valor de gases en toda esta zona sur, y también durante la mañana aunque a las 11.00 horas se ha despejado la zona de Jedey y se permitió su paso«, apuntó.

Hay 537 albergados, nueve más que ayer, 426 están en Fuencaliente, 71 en Los Llanos de Aridane y 40 en Breña Baja. Hay 43 personas dependientes que siguen en centros sociosanitarios de la isla.

Los últimos datos disponibles de la superficie afectada se estima en 1.134 hectáreas. El delta lávico del sur se mantiene en unas 43,46 hectáreas. y el del norte en 5,05 hectáreas. La distancia máxima entre coladas exteriores de es 3.350 metros.

Las construcciones destruidas o dañadas, según los datos facilitados por el Catastro, ascienden a 1.548 edificaciones, 64 más que el último dato. De ellas, 1.242 son de uso residencial, 169 agrícola, 69 industrial, 37 de ocio y hostelería, 15 de uso público y 16 de otros usos.

La superficie de cultivos afectada alcanza en estos momentos las 348,86 hectáreas, 8,27 más que el último registro. De ellas, 217,09 hectáreas corresponden a cultivos de plataneras, 61,2 a viñedos y 26,48 a aguacateros.

Los valores del tremor se mantienen en valores bajos aunque se hayan registrados repuntes, se mantiene la actividad sísmica intermedia (10 a 20 km). La deformación vertical se mantiene sin cambios. Se mantiene la tendencia descendente del penacho tras su récord a finales de septiembre.

Se espera el r egreso del alisio y lluvias en general débiles en este y norte de la isla que en principio no repercutirán en la calidad del aire ni en la navegación aérea.

Si lo puede hacer el sábado la entrada de calima prevista, lo que podría llevar a una mala calidad del aire al sumarse a la emisión de gases del volcán.