El PSOE solicita que Héctor León sea nuevo portavoz. / C7

El PSOE de Telde solicita liberar a los dos concejales que siguen fieles al partido

De fraguarse la petición, los exediles socialistas Agustín Déniz y Soledad Hernández podrían perder su condición de dedicación exclusiva

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

El PSOE municipal ha formalizado estos días una solicitud por escrito al Ayuntamiento de Telde para el nombramiento como portavoces de Héctor León e Inés Pulido, los dos únicos concejales que siguen fieles al partido. Un movimiento que conllevaría la dedicación exclusiva para ambos, para así seguir manteniendo los derechos que se le otorgó al partido socialista al principio del mandato.

Después de que cuatro de los seis ediles que consiguió obtener la formación progresista en las elecciones municipales de 2019 hayan pasado a formar parte de los no adscritos en el Ayuntamiento en las últimas semanas, dejando así de representar las siglas socialistas, la Agrupación Juan Negrín quiere recuperar las dos portavocías que hasta ahora ostentaban Agustín Déniz y Soledad Hernández.

De fraguarse la petición, Déniz y Hernández podrían perder la condición de dedicación exclusiva, por lo que dejarían de percibir una remuneración de las arcas municipales.

Fuentes oficiales del departamento de alcaldía confirman esta petición, aunque indican que quien tendrá la última palabra en este tema será el secretario general Ángel Sutil, quien mediante un informe aclarará todo. Tanto si al PSOE le corresponden las dos figuras de portavoces a pesar de haberse quedado con solo dos concejales, como si Déniz y Soledad deben dejar de ser liberados.

Déniz entregaría el acta

En caso de que el secretario dictamine que el Gobierno local puede o debe quitarle la condición de dedicación exclusiva a los no adscritos, Tino Déniz entregará su acta como concejal, como ya adelantó él mismo en declaraciones a CANARIAS7, justo antes de dar la rueda de prensa en la que los cuatro ediles del bando crítico a la candidatura de Alejandro Ramos argumentaron su salida de la formación política.

El exsocialista ya confirmó que de ser así tendrá que incorporarse a su puesto como trabajador municipal en el área de deportes y dejará de ser concejal en la oposición, ya que ambos cargos son incompatibles por ley.

En el caso de Soledad Hernández es diferente puesto que ella ya renunció a recibir la remuneración de dedicación exclusiva a principios de septiembre, sin alegar motivos, para poder volver a las aulas para recuperar su trabajo como profesora, su profesión de toda la vida.