La Rama el pasado jueves, 4 de agosto. / Arcadio Suárez

Salvar Agaete denuncia la falta de previsión en la gestión de limpieza durante La Rama

La plataforma pide que exista un plan de sostenibilidad y gestión de residuos para las celebraciones

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La Plataforma Salvar Agaete denuncia a través de un comunicado que, cuatro días después de la Bajada de La Rama, «muchas calles, rincones de la Villa, el barranco y la playa continúan llenos de basura».

Además, comentan que durante el fin de semana «se evidenciaba gran cantidad de residuos plásticos acumulados en la playa del Dedo de Dios y cómo el viento conseguía arrastrar gran parte de ellos al mar». Así, de manera espontánea, y preocupados por el impacto ambiental, un grupo de personas comenzaron a recoger la basura, «llenando hasta siete sacos», afirman.

El domingo 7 de agosto, vecinos y vecinas realizaron una batida de limpieza desde La Tronera hasta el Huerto de las Flores, apañando más de 30 sacos de basura.

Desde la organización manifiestan que «es intolerable que sea de cara a la galería que se adecente el pueblo los días antes de las fiestas y que se pase a un sonoro olvido días después, con calles, playas y barranco inundados de basura, mostrando una clara falta de interés por el bienestar de los vecinos y vecinas de la Villa».

Una Rama más sotenible

Salvar Agaete denuncia la falta de previsión en la gestión de limpieza y gestión de residuos por parte de la corporación municipal «a sabiendas de la cantidad de personas que iban a llegar en esos días a Agaete».

En este sentido, y al tratarse de una fiesta multitudinaria, la organización destaca que «de la misma manera que se contempla un Plan de Seguridad que garantice la integridad de todas las personas participantes del evento, es igual de importante contar con un Plan de sostenibilidad y de gestión de residuos». De la misma forma, recalcan la importancia de invertir en recursos educativos, de concienciación y de sensibilización para preservar el cuidado del medio y del entorno.

Finalmente, la plataforma manifiesta su deseo de que las fiestas «sigan siendo grandes y sentidas, pero también que sean un ejemplo a seguir en gestión y buen hacer».