Aparceros de El Rincón de Tenteniguada en Maspalomas en los años 60. / C7

El Rincón de Tenteniguada, un lugar con mucha historia

Arrancan los festejos de La Guinda en el mítico barrio de Valsequillo tras dos años de parón por la pandemia

SAMANTHA SÁNCHEZ M. Valsequillo

Después de dos años de parón provocados por la pandemia, del viernes 15 al domingo 17 de julio, el histórico barrio de El Rincón de Tenteniguada, en el municipio grancanario de Valsequillo, vuelve a celebrar sus fiestas patronales de La Guinda en honor a la Virgen del Carmen.

El viernes tuvo lugar el pregón, que dio el pistoletazo de salida a las celebraciones y José Aridane Peñate Navarro, profesor de educación secundaria de Geografía e Historia en el Instituto 'Casas Nuevas' en Telde, fue el encargado de su lectura.

«Es todo un honor para mí haber podido llevar a cabo el pregón de las fiestas de El Rincón de Tenteniguada, un barrio con el que he estado estrechamente vinculado desde pequeño, ya que fue el barrio de mis abuelos maternos y el que me vio nacer y crecer. Tengo sentimientos encontrados. Estoy contento, pero también recuerdo con mucha añoranza todas las historias vividas en este lugar y sobre todo recuerdo a las personas con las que me he cruzado, que muchas de ellas nos han abandonado a lo largo del camino por el devenir de la vida y de la vejez», afirmó Peñate.

Un fiel defensor de la cultura popular canaria

José Aridane Peñate Navarro presidió durante ocho años la Asociación Juvenil La Parada del Rincón, logrando implicar a personas jóvenes y mayores en una tarea común e iniciando en el barrio de El Rincón de Tenteniguada un gran proyecto comunitario de carácter intergeneracional que fue expandiéndose por los demás municipios de la isla.

Además, gracias a su arduo trabajo de investigación sobre las costumbres y tradiciones canarias, fue uno de los promotores de las jornadas culturales 'Recordando nuestro pueblo'.

También fue uno de los organizadores, desde el año 2010, del 'Día de las Tradiciones', que avala por la recuperación de las costumbres canarias de antaño. Una festividad de referencia insular en la que han participado grupos de todos los municipios de Gran Canaria y varios de otras islas, dando a conocer al Rincón de Tenteniguada por toda la geografía del archipiélago.

«Siempre he participado activamente en la vida cultural y festiva del barrio. Y siempre lo he hecho con entrega, reivindicación y constante lucha, llevando el nombre del barrio con respeto y orgullo a donde quiera que vaya», señaló Peñate.

La Guinda, una fruta casi exclusiva del barrio

Las fiestas de La Guinda, como su propio nombre indica, además de hacer honor a la Virgen del Carmen, tienen la peculiaridad de estar dedicadas a un fruto especial, La Guinda, fruta que se da casi de forma exclusiva en este barrio de Valsequillo.

Ésta llegaba al Mercado de Vegueta a mediados del siglo veinte, primero a lomos de mulas y burros en grandes ceretos de mimbre y caña cubiertos con helechos naturales con Antoñito Peñate, arriero y frutero de profesión, y posteriormente, ya en los años sesenta, con el primer coche y furgón que llegó al barrio, un Renault Goelette de Periquito Navarro Mayor, frutero y abuelo del pregonero.

«La Guinda era un manjar que todas las personas de la ciudad esperaban. Se podría decir que se las quitaban de las manos», contó Peñate.

Sin embargo, el verdadero germen de las fiestas se encuentra en el hecho de que El Rincón de Tenteniguada es un barrio de aparceros, esos que emigraban sin coger el barco porque lo hacían en su propia isla, esos que en tiempos de zafra dejaban atrás sus casas y familias en el barrio para buscar un porvenir en el sur de la isla. Pero realmente lo bonito sucedía cuando, después de más de ocho largos meses de trabajo, llegaba la hora de volver a casa.

«De este reencuentro que se daba entre los aparceros que volvían al barrio y el resto de familiares y vecinos y vecinas, surgió la festividad», aseguró el pregonero.

Un barrio ligado a la historia

El Rincón de Tenteniguada, a pesar de ser un barrio pequeño, guarda una conexión estrecha con acontecimientos importantes de la historia de Canarias. Vecinos de este barrio lucharon en la Guerra de Cuba y Filipinas de 1898. Tres fueron los fallecidos en la mayor tragedia naval en tiempos de paz de la historia de España, el hundimiento del Vapor Valbanera en 1919. Fueron muchos los reclutados en el barrio para participar en La Guerra Civil española.

Además, El Rincón de Tenteniguada ha sido también tierra de emigrantes. Estos hechos históricos fueron recordados durante el pregón. «Quisimos hacer un pregón diferente, que no solo se basara en contar las vivencias personales del pregonero, sino que también contara con una parte histórica y con una representación teatral, organizada en su mayoría por personas jóvenes. Que ellos y ellas se involucren en este tipo de actividades garantiza el relevo generacional de las costumbres y tradiciones canarias», aseveró José Aridane Peñate Navarro.

El programa de las fiestas

El sábado se celebrará la segunda jornada de las fiestas de La Guinda. A las 19.00 horas tendrá lugar la bajada de la rama. Después, siguiendo con la tradición de Dominguita, vecina del barrio fallecida el año pasado, se realizará un caldo de pollo para compartir y por la noche, a las 22.00 horas, se llevará a cabo una verbena.

El domingo, último día de la festividad,se realizará la misa en honor a la Virgen del Carmen a la 13.00 horas y luego un asadero popular, una actuación musical y una verbena del agua. A las 20.00 horas, un espectáculo del humorista Maestro Florido para cerrar.