Imagen de archivo del rastro en el parque blanco. / C7

Vendedores del rastro se concentran para protestar por el traslado

Quieren denunciar que el Ayuntamiento no haya consensuado el cambio de ubicación ni les haya escuchado

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Vendedores del rastro se concentrarán este viernes ante las Casas Consistoriales, en la plaza de Santa Ana, donde el Ayuntamiento celebrará su pleno ordinario de enero. La protesta ya ha obtenido la autorización por parte de la Delegación del Gobierno. En ella, se hace constar que el motivo de la movilización de los vendedores es «denunciar el abandono por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y que no nos hayan recibido para hablar de nuestro futuro, puesto que no vamos a poder estar en nuestro emplazamiento habitual por las obras de la MetroGuagua». Se refieren al hecho de que las obras de construcción del nuevo trazado de la guagua exprés por el istmo de Santa Catalina afectará al parque blanco, lugar de celebración del rastro, lo que obliga a cambiar el mercadillo de ubicación.

El Ayuntamiento había estudiado varios emplazamientos pero finalmente había considerado que el lugar más apropiado para acoger los puestos es la subida de Tafira, frente al centro comercial Monopol.

Sin embargo, los promotores de esta protesta consideran que el traslado no ha sido consensuado y, además, critican que sus voces no hayan sido escuchadas ni por el concejal responsable, Pedro Quevedo, ni por el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo. «Les presentamos más de doscientas firmas pidiendo que nos atienda el alcalde y no nos han respondido», explica José Gómez, «no ha habido transparencia y no nos han tratado con el respeto que merecemos como cualquier persona».