La charca se recuperó con la última aportación de agua a fines de la pasada semana. / Arcadio Suárez

Urbanismo no paga el agua de la charca de San Lorenzo

El concejal de Urbanismo niega que la última aportación se vaya a pagar con dinero público. «Le pedimos al dueño que lo llenara a su costa», dijo Javier Doreste

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento vertió ayer un jarro de agua fría sobre la aspiración de recuperar las charcas de San Lorenzo. En contra de lo que había afirmado el propietario de los terrenos, que entre el jueves y el viernes, suministró unos cuatro millones de litros al estanque, el Consistorio no se hará cargo del coste de la operación, que estima en unos 5.000 euros.

«Lo que hemos hecho es hablar con el propietario y pedirle que la llenara a su costa», aseguró el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, en el pleno.

La decisión puede suponer un duro revés para la continuidad de esta poza, una de las que fue excavada en el siglo XVII para garantizar el abasto a la vega agrícola de San Lorenzo. El propietario de los terrenos, el empresario Felipe Guerra, mostró ayer su sorpresa ante las palabras del edil. «Hablaré con ellos», dijo en relación al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, «y si no hay acuerdo, la vacío».

«La prepotencia y la actitud caciquil de Doreste se carga un proceso pacífico»

Francisco gonzález | plataforma salvar las charcas

Desde la plataforma Salvar las Charcas de San Lorenzo, la decisión del grupo de gobierno no tiene ningún sentido. «Esto es echar gasolina en un fuego que no existía, conflictiviza un proceso pacífico», especificó Francisco González. En su opinión, «la prepotencia y la actitud caciquil del concejal Doreste se carga un proceso ciudadano pacífico que beneficia a los vecinos y al medio ambiente».

Para ellos, el anuncio de que el Ayuntamiento iba a asumir los costes de la operación de llenado era una buena noticia porque garantizaba, de momento, la permanencia de la charca hasta fines de año. Sin embargo, la declaración de Doreste de ayer los sorprendió. «No entendemos esta actitud, que roza el Franquismo», expuso Francisco González.

En su comparecencia plenaria, Javier Doreste ratificó que la intención del Ayuntamiento es hacerse con los terrenos el año que viene, si bien descartó la vía de la expropiación para ello. «Estamos negociando el precio con el propietario», expuso, si bien la propiedad siempre ha negado que se hayan iniciado las conversaciones. «No es un capricho», prosiguió el responsable municipal de Urbanismo, «debe ser municipal y tiene unas potencialidades medioambientales que debemos recuperar». El edil insistió en que la competencia de su conservación es del Cabildo de Gran Canaria al tratarse de un espacio natural protegido.

Por su parte, el viceportavoz del PP en el Ayuntamiento, Ángel Sabroso, pidió mayor implicación al Consistorio y al Cabildo. «Es paradójico que en el mismo distrito donde se están dejando secar las charcas, el Ayuntamiento tenga dos (Tamaraceite y Tenoya) con capacidad para generar 10.500 metros cúbicos de agua depurada al día y la mayor parte se está perdiendo sin ser reutilizada», lamentó el edil.