Turcón protagonizó este martes una acción reivindicativa en la zona. / COBER

El PP pide un esfuerzo para salvar las Charcas de San Lorenzo

Ángel Sabroso hace un llamamiento a Ayuntamiento y Cabildo porque cree que aún es posible evitar el «desastre medioambiental»

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria solicitó ayer «esfuerzo real y decidido» a las formaciones políticas que conforman los pactos de gobierno en el Consistorio capitalino y en el Cabildo de Gran Canaria para salvar las Charcas de San Lorenzo.

PSOE, Podemos y Nueva Canarias son las tres formaciones políticas que ostentan los gobiernos del Ayuntamiento y del Cabildo de Gran Canaria, «justo las dos administraciones que tienen la responsabilidad, las competencias y lo que es más importante, los medios para evitar que los embalses de cuatro siglos de historia se terminen de secar definitivamente», explica el edil popular en una nota de prensa.

A tiempo

Sabroso considera que aún es posible evitar el «desastre medioambiental» que supondría la pérdida definitiva de este enclave de alto valor ecológico y ambiental para la ciudad. «Cualquiera que sienta un poco de amor hacia nuestra ciudad y su historia, entenderá sin esfuerzo alguno la importancia de salvar las charcas; no debemos permitir su pérdida y aún se está a tiempo de evitarlo», afirma.

«El paraje natural conformado alrededor de las charcas ha llegado a ser el hábitat de hasta 49 especies distintas de aves, algunas de ellas consideradas de interés especial en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, hecho que por sí mismo exigiría una respuesta contundente y eficaz por parte de la Administración para que evitar su extinción», sigue el comunicado.

Sabroso recuerda que el Plan General de la ciudad recoge para esta área «la creación de un parque agroambiental, incluido en el amplio espacio natural protegido de Pino Santo, limítrofe con los municipios de Las Palmas de Gran Canaria, Teror, Santa Brígida y San Mateo».

«Las previsiones del planeamiento en esta zona deben pasar a ser una prioridad para Hidalgo, porque además se dan las condiciones para ello. La situación crítica de las charcas se puede revertir. Tiene la predisposición de los propietarios de esos terrenos y dispone de las condiciones adecuadas para realizar acciones de choque en el llenado de agua, sin coste elevado y sin dificultades extremas», agrega.

«Igualmente, la normativa de obligado cumplimiento relacionada con el Paisaje Protegido de Pino Santo, en el que se incluyen las Charcas de San Lorenzo, determinan precisamente para las charcas que se debe garantizar una lámina de agua en cada charca de unos 50 centímetros de profundidad», añade el texto.

Sabroso ve «paradójico» que en el distrito «donde se están dejando secar las charcas, el Ayuntamiento tenga dos estaciones depuradoras» con capacidad «para generar 10.500 metros cúbicos de agua depurada al día» y la mayor parte de estos recursos se pierdan «sin ser reutilizados».