Imagen de archivo.

Suspendido el juicio contra el patrón que se enfrenta a 32 años de prisión

El acusado, Khalid E.M., trasladó este lunes a las partes su decisión de cambiar de letrado.

EFE Las Palmas de Gran Canaria

La Audiencia de Las Palmas ha suspendido el juicio que tenía previsto celebrar este martes contra un ciudadano marroquí acusado de ser el patrón de una patera en la que perecieron 16 personas al quedarse a la deriva en el Atlántico dos semanas en octubre de 2020, al renunciar el procesado a su abogado.

Según han informado este martes a fuentes de la Fiscalía, el acusado, Khalid E.M., trasladó este lunes a las partes su decisión de cambiar de letrado.

Esta es la segunda vez que se suspende el juicio contra Khalid E.M., si bien en la anterior ocasión fue debido a que pidió que se localizar a una serie de testigos, con los que no se dio con su paradero finalmente.

La Fiscalía pide 32 años y medio para el acusado, que partió el 5 de octubre de 2020 con 26 ocupantes de Dajla, en el Sahara, rumbo a Canarias, una travesía para la que aprovisionó la patera para una ruta de cuatro 4 días, aunque por motivos mecánicos estuvo 14 a la deriva y culminó con el fallecimiento de 16 personas, uno de los cuales ayudaba al procesado con el timón.

El Ministerio Público reclama un año y seis meses de prisión por cada uno de los 16 homicidios imprudentes que le imputa y ocho años más por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

En sus conclusiones provisionales, la Fiscalía afirma que este patrón tenía la intención de llevar a todos los inmigrantes hasta las costas canarias, a sabiendas de que contravenía las normas sobre la entrada de extranjeros en España.

Sin embargo, «solo pertrechó la precaria embarcación, que no reunía ninguna medida de seguridad para la travesía en el océano, con comida, agua y combustible para cuatro días».

Pero ocurrió que durante la travesía el motor se estropeaba continuamente hasta que llegó a averiarse por completo junto al GPS, por lo que la patera quedó a la deriva durante 14 días.

Como consecuencia de la falta de comida y agua, los integrantes de esta expedición «fueron falleciendo, arrojando los supervivientes los cadáveres al mar, fallecieron así en ese periodo de tiempo 15 personas».

El 19 de octubre sobre las 19:00 horas fueron rescatados por el buque mercante «Wadowice II», donde permanecieron hasta que fueron trasbordados a un buque de Salvamento Marítimo.

Una vez rescatados, falleció otra persona que fue llevada por el citado mercante hasta el muelle de Las Palmas de Gran Canaria.

Además de las penas de cárcel, el fiscal interesa que el procesado indemnice a los familiares del único fallecido que ha podido ser identificado, un ciudadano marroquí, con 90.000 euros.